Régimen Ortega Murillo ordena que 91 presos políticos pasen a guardar casa por cárcel

Gutiérrez llevaba 18 meses en la cárcel, durante ese período observó como excarcelaban a otros de sus compañeros , mientras a él lo mantenían recluido, por eso cuando escuchó el anuncio : “sinceramente doblé rodillas”.

Los 18 meses de cautiverio para Gutiérrez fueron muy dolorosos, “de tristeza y llanto pidiendo misericordia”. Hubo ocasiones que les llegaban a sacar de madrugada haciéndoles creer que los sacarían, pero eso no pasaba. Durante ese período, señala fue trasladado a diferentes celdas, “todo lo hacían con el propósito de darme un golpe sicológico. Al final no lo lograron, no les supliqué nada, solo a Dios”.

Debido a que Gutiérrez tiene una prótesis en las extremidades inferiores lo hacía más vulnerable en la cárcel, afirma el asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas.
A Gutiérrez la Fiscalía lo acusó de haber participado en un robo, para lo cual alega corrió al momento de ejecutarlo, pese a que por su condición difícilmente puede caminar, apuntó Cuevas.

“Dios me traído de regreso al hogar”, afirma Gutiérrez, para quien la felicidad de su excarcelación se vio empañada con la tristeza de saber que parte de sus compañeros quedaron aún en la cárcel.
91 presos políticos excarcelados

En total fueron 91 excarcelados, según la versión oficial del Ministerio de Gobernación, a quienes les aplicaron ese régimen carcelario, lo que indica que no gozan de libertad plena y jurídicamente siguen presos.
“No están liberados, continúa la persecución jurídica”, manifestó el integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, José Pallais, quien refirió que la Alianza Cívica demanda que los juicios deben ser cerrados, los que dijo, nunca debieron ser abiertos “porque son basados en acusaciones falsas, inventadas”.

El régimen no les implementó la llamada Ley de Amnistía, la que si en realidad funcionara debería haber sido aplicada, explicó la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez.
Igualmente según la defensora de derechos humanos el arresto domiciliar debió ser otorgado por un juez en audiencia y no implementado de hecho por el Ministerio de Gobernación.

Esta situación trae desventajas a presas políticas como Amaya Coppens que por haber sido procesada por segunda vez, no le abarca la llamada Ley de Amnistía, y debe permanecer recluida en su casa para evitar ser nuevamente apresada. Muy diferente sería si la orden hubiese sido emitida por un juez que definiría los alcances de la medida, explicó Núñez.

El CENIDH ya ha recibido denuncias este lunes del asedio a sus hogares que sufrían tanto Coppens, por parte de la Policía de Estelí, como Roberto Botsching, por paramilitares en Matagalpa, minutos después de haber sido conducido a sus hogares.

Medida es ilegal

Para Cuevas, la aplicación de cambio de régimen carcelario es parte de la ilegalidad que campea en el país. La convivencia familiar debe ser aplicada cuando un preso ya tiene sentencia firme y ha cumplido algunos requisitos, afirma Cuevas.

Pallais, expresó que en la excarcelación de los presos políticos hubo una participación “preponderante”, del Papa Francisco, a través de su representante el Nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, así como de la lucha activa de la población a lo interno del país como de la comunidad internacional.

La Alianza Cívica continuará con su demanda de que sean liberados totalmente los presos políticos y el cierre de los procesos judiciales en su contra. Recordó Pallais que aún quedan 57 presos políticos en las cárceles del régimen para quienes mantendrán su demanda de liberación total.

CIDH y OACNUDH recuerdan que deben ser liberados todos los presos políticos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), saludó la excarcelación de los presos políticos pero recordó al régimen “la urgente necesidad de la liberación de todos los presos y presas políticas y el restablecimiento de derechos y garantías propis de un régimen democrático en Nicaragua”.

A través de su cuenta de Twitter, la CIDH señala su disposición de prestar asistencia al Estado de Nicaragua como a la sociedad civil nicaragüense “para avanzar hacia la plena vigencia del Estado de Derecho en el país”.
La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), por su parte consideró que la excarcelación como “un paso positivo para restituir la libertad plena a todas las personas detenidas en el contexto de las protestas, incluyendo a las que todavía permanecen presas”.

A través de su cuenta de Twitter OACNUDH alienta al régimen “a seguir el camino del diálogo y cumplir las recomendaciones de los órganos regionales e internacionales para superar la persistente crisis de derechos humanos”. Y reitera su disposición de colaboración.

    Leave Your Comment Here