“Yo no creo que un dictador salga en un proceso democrático”, asegura el expreso político Cristhian Fajardo

El Expreso político y una de las figuras más destacadas durante el estallido de abril en Masaya, Cristhian Fajardo, analiza que a tres años del Grito de abril la situación de Nicaragua ha empeorado y expresa su desconfianza en el proceso electoral previsto para noviembre próximo.

“Yo no creo que un dictador salga en un proceso democrático porque las elecciones son para países democráticos y en Nicaragua es una dictadura”, asegura Fajardo desde el exilio y quien en agosto de 2020,  anunció el retiro de la UNAB Masaya de la Unidad Nacional Azul y Blanco por estar en desacuerdo con la agenda “electorera” de la organización.

  • ¿Cuál es la valoración a tres años del estallido de abril?

Estamos peor porque se derramó tanta sangre se ha sufrido tanto, se ha sufrido exilio, se ha sufrido muertes, secuestros, detenciones arbitrarias, desapariciones, que eso es lo peor para las familias que han desaparecido sus seres queridos, que mucha gente ha guardado silencio por temor a tener problemas. Pero hay muchas muertes que no están contabilizadas y que no nos damos cuenta. Yo me he dado cuenta porque ha habido familiares que me han contado situaciones, sobre todo de Masaya, que han matado a sus seres queridos. Pero ellos no quieren problemas, no quieren denunciar, no quieren nada.

La CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), contabilizó 300 y restos asesinados, pero en un corto período, no se han agregado los asesinatos que han venido después de ese período, yo me atrevo a decir que hay más de 600 como otras contabilidades, como la ANPDH. Imaginate la última muerte de don Ernesto, que a mi me ha dolido tanto, eso se suma.

Imaginate que hablo de 2018 para acá, si sumamos las muertes para atrás, de todos los jefes contras, de todos los campesinos que han asesinado en las zonas rurales, tantas muertes que están ahorita en el presente en zonas rurales donde no nos damos cuenta porque no tienen la tecnología los campesinos, la gente de escasos recursos de esos lados de poder grabar un video, documentar, de poder denunciar y por el mismo miedo se quedan callados. Las muertes a manos de la Policía, a manos del Ejército, a manos de los paramilitares, de los allegados a Ortega, la contabilidad sigue creciendo.

Puedo decir que estamos peor porque yo valoro que fue en valde tanto sufrimiento de que estamos viviendo los que estamos en el exilio, el sufrimiento de los que están presos, el sufrimiento de las madres y familiares que no han recibido justicia, o sea estamos peor.

Este ambiente electoral que yo no sé, si hay un ambiente electoral, eso que salen candidatos que están organizándose para un proceso electoral bajo una dictadura yo no creo que un dictador salga en un proceso democrático porque las elecciones son para países democráticos y en Nicaragua es una dictadura.

  • ¿No le ves a la oposición que haya aterrizado en las condiciones que están los nicaragüenses?

Yo creo que ellos viven en un mundo paralelo, yo siento que a ellos no les toca tanto la escasez económica, el hambre, la muerte de seres queridos, muy cercanos, no les toca. A mi de un poquito de risa, o indignación, la verdad es que son sentimientos encontrados cuando hacen un asedio a un reconocido. Pero el asedio es que están en sus casas, afuera la Policía, bueno no quiero describir ese tipo de asedio, porque no quiero ponerle nombre. Pero en el caso de mi estimado amigo que lo asesinaron don Ernesto, no fue un asedio, fue un asesinato a los que son menos conocidos simplemente los matan o los vuelven a meter presos. Claro si tocan a uno de estos conocidos viene la condena internacional porque son conocidos, pero mis hermanos nicaragüenses de a pie ¿Quién condena esas cosas? Hasta que los asesinan, hasta que los matan, hay una pequeña investigación, documentación, de los organismos de derechos humanos internacionales, pero hasta ahí llegó. Entonces cuando yo veo este ambiente electoral, de este circo, a mi me causa repulsión, me causa asco hasta cierto punto. A  mi siempre me preguntan entonces ¿Cuál es la forma para sacar a Ortega? ¿Ajá y que propones vos?

Ya estoy cansado de proponer y decir cuáles son las otras formas porque todavía son vigentes hay un montón de mecanismos internacionales, sobre todo el artubí, que es la responsabilidad de proteger, el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), la  Convención de Palermo, los estatutos de Roma, y un montón de cosas que los juristas internacionales los manejan mucho mejor que yo, sí hay herramientas internacionales de derecho internacional, los gobiernos,  los estados vecinos sobre todo del continente americano, los de la OEA, están obligados a protegernos. En Nicaragua se ha cometido genocidio hay reportes de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), OACNUDH (Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos), han dicho que Ortega ha cometido crímenes de lesa humanidad, solo en Nicaragua un criminal de lesa humanidad puede organizar, participar y decidir como va ha ser este circo electoral eso es inaudito ¿Qué pasa?  Sí se pudo en 2018 salir de Ortega, pero no hubo voluntad de sus socios así de simple de sus socios porque hay intereses económicos de por medio, gigantes, su socios están emparentados muchos de ellos.

  • ¿Hubo oportunismo entonces en aquel momento y sigue habiendo oportunismo?

Si nos referimos a oportunismo de políticos viejos, ellos buscan cualquier oportunidad para meterse, para colarse, para aprovechar, hay oportunismo, si se pudo sacar a Ortega del poder en 2018, no hubo interés de parte de sus socios y hoy por hoy están con aterrizaje suave. Ya sabés quien es el ideólogo del aterrizaje suave, candidato perfecto para la dictadura y para los socios de ellos, el gran capital, va a ser él, porque es el que le conviene a ambos grupos, a sus socios.

Entonces, mi valoración de todo esto es tristeza, porque mi pobre pueblo, Nicaragua, Masaya sobre todo terriblemente asediada, está metida la inteligencia del Ejército, lo más fuerte de la inteligencia del Ejército está en Masaya, así de simple. Mi pueblo está sufriendo y los que van a salir ganando son los que ganen algunas diputaciones, los que después del 2018 han logrado mejorar su economía, porque hay varios que han logrado mejorar su economía a partir del 2018.

Mi valoración es triste, lo único que me causa un poquito de consuelo es que el pueblo de Nicaragua ya como quien dice abrió los ojos. Antes, yo recuerdo,  mi lucha por la democracia se remonta a más de 17 años, yo recuerdo cuando estábamos en el Movimiento por Nicaragua tratando de hacer incidencia para promover ciudadanía; recuerdo que la gente decía: ‘Yo no me meto en política, la política no me da de comer’.  Yo les decía si ellos no se meten en política la política se va a meter con ellos y pasó, por política han perdido muchos familiares, verdad, personas que dijeron eso, por política están sufriendo hoy, hay problemas económicos, hay problemas de seguridad ciudadana, por política, entonces creo que el pueblo de Nicaragua ha aprendido la lección que ya todo el mundo se está volviendo político, ya opinan, razonan.

Yo creo que esta dictadura va a terminar, y yo creo que el pueblo de Nicaragua está diferente, va a ser diferente, que muy difícilmente creo se van a dejar montar a un dictador, y muy difícilmente se van a dejar engañar por los políticos oportunistas. Y ahorita el pueblo está desesperado, ellos piensan si con elecciones va a salir Ortega vamos a elecciones, porque están desesperados, pero no es la opción , no es la opción va haber más dolor y va haber más sangre.

  • ¿Qué opinas de un movimiento por el No, o sea promover no elecciones?

No, yo no quiero referirme al tema, creo que yo no voy a llamar a la gente a no votar, tampoco voy a llamar a la gente a votar, eso va a quedar sobre la conciencia de cada quien, que quede claro. Es una situación bien difícil. Yo no puedo, yo estoy fuera del país, en el exterior no existe el voto, por los intereses de ya sabemos quiénes del pacto y compañía, creo que sería un poco irresponsable de mi parte decir, hacer un llamado a la gente a votar o a no votar. Eso va a quedar sobre la conciencia de cada quien.

Lo que sí, yo tengo que denunciar que no es la única opción y ojo yo no estoy diciendo que la otra opción es la armada, eso no lo estoy diciendo, hay mecanismos que se pueden implementar pero se necesita voluntad política, se necesita de la unidad, no de la unidad para ir a elecciones, sino para unidad para verdaderamente tomar acciones y salir de Ortega.

Y tristemente, después que Ortega haga todo este circo electoral y se adjudique el gane nuevamente, hasta en ese momento la oposición va a replantearse y va a buscar una forma diferente para salir de Ortega, es una de las cosas que mi esposa y yo y otras personas hemos denunciado, el Grito de abril, que son varias organizaciones que hemos hablado del tema.

¿Para que esperar varios meses? Lo dije hace 18 meses, yo decía para qué esperar 18 meses más de sufrimientos, más de cárcel a los presos políticos, más asesinatos, hoy faltan pocos meses y hasta el final o dentro de algunos meses más adelante, cuando ya de plano la oposición diga, no sé si llamarle oposición, bueno cuando ellos decidan no vamos a elección, vamos a implementar otra estrategia.

  • ¿Con la iniciativa a la reforma electoral ya se vislumbra, ya se puede predecir lo que pretende el régimen?

Yo creo que ya sería necedad, terquedad y sería insensibilidad de parte de estos grupos que se hacen llamar opositores que continúen en el juego para ver que agarran, lo que agarren es ganancia, Ortega es capaz de repartir diputaciones, repartir algunos ministerios, trabajo, dinero, los cañonazos, los famosos cañonazos, repartir plata, plomo, palo que cojan ellos. Entonces muchos de los que están allí metidos para ellos cualquier cosa es ganancia, una diputación, una magistratura, un director de un ente del Estado, eso es inmoral, y muchos de ellos, no importa aunque quede Ortega en el poder, ‘pero yo estoy bien económicamente’ y eso es inmoral.

  • A tres años de la rebelión de abril, ¿Por qué crees que el régimen actuó con tanta saña con departamentos como Masaya?

En Masaya, Monimbó sobre todo que primero se levantó y el último prácticamente que lo barrieron a punta de bala, recordemos que Monimbó fue de ellos , era de ellos allí llegaba todos los años (Daniel) Ortega con su caravana, recordemos que en la historia Monimbó fue emblemático para la lucha contra Somoza, sabe de la capacidad de la gente, sabe bueno allí se inventó ‘las cuajaditas’ como les decimos, allí se inventaron los morteros, muchos de ellos están presos, Dany que es descendiente del inventor de eso está preso, hay lo tienen preso (…) la inteligencia y la contrainteligencia militar está en Masaya porque saben que somos los que resistimos más. Más aguerridos.

  • A tres años ¿Valió la pena por todo lo que has pasado?

Mi lucha fue siempre humanitaria, no me arrepiento de haberlo hecho, lo volvería hacer porque mi familia, mi hermano, esposa y yo, lo que hicimos fue salvar vidas, nosotros trasladamos en mi camioneta, mi esposa manejando trasladando heridos, mi hermano en su moto trasladando heridos, y yo coordinando con hospitales, con doctores, con la Cruz Roja haciendo coordinaciones para salvar vidas, para conseguir ataúdes. Triste conseguir ataúdes para paliar un poco el dolor de nuestra gente, si, lo volvería hacer.

  • Esto te costó cárcel:

Me costó cárcel, me costó que me quemaran el negocio, me costó que casi matan a mi tío, me costó la cárcel de mi esposa, la cárcel de mi hermano, el sufrimiento de mi madre, el sufrimiento de mi padre, el sufrimiento de mi suegra y de toda nuestra familia en general, lágrimas, pobreza, el exilio ahora.

Aquí trabajando, yo vivía muy cómodo en Nicaragua (…) hoy por hoy estoy en Estados Unidos, junto con mi esposa, siendo una abogada máster, lavando inodoros, limpiando casas, trabajando de obrero, con mucho orgullo, preferimos eso a vender nuestros ideales, a vender nuestra conciencia, nuestros principios y valores, continuamos firmes con los ideales, preferimos eso a recibir viáticos, a recibir bonos, a recibir que te digo becas y estar tranquilo en una relativa seguridad en Nicaragua, preferimos estar en el exilio que eso.

  • ¿Qué hechos te impactaron más durante lo más crudo del estallido en Masaya?

Los asesinatos, las muertes, el sufrimiento, me tocó en varias ocasiones, recuerdo yo vi cuando mataron a un señor en San Miguel, nos llevaron el cuerpo ahí había improvisado un puesto médico, me tocó recibir al hijo de ese señor, lo abracé llorando ambos. El sufrimiento de mi gente, el sufrimiento de la gente que no tenía ni como comprar un ataúd, los cuerpos trasladándolos encima de las barricadas, el sufrimiento de la madre de Junior Gaitán caminando por las calles a gritos buscando a su hijo, tantas cosas que marcaron mi vida, me ha traumatizado, ese dolor todavía lo siento. Es más se me dificulta ser feliz, se me dificulta disfrutar algo, ya que estoy aquí en el exilio un poco seguro se me dificulta disfrutar algo, se me dificulta, porque me siento mal de disfrutar una fiesta, por decirte algo, un cumpleaños, cuando hay tanto sufrimiento en mi pueblo, cuando hay tanto dolor, cuando siempre recibo llamadas de mucha gente, en contacto por ejemplo con doña Elea Valle que le mataron a sus hijos, le mataron a su esposo. Siento ese dolor, no soy indiferente al dolor de mi gente. Prácticamente ¿Qué es lo que me ha marcado? Es el sufrimiento de mi gente, de mis hermanos nicaragüenses, lo que más me ha dolido estos meses.

    Leave Your Comment Here