Pretendidas reformas a la Ley Electoral “muestran desprecio” a las solicitudes de la comunidad internacional, dice un grupo de congresistas de EE.UU

Congresistas mencionan en su declaración el incremento de la represión en Nicaragua. Fotografía: Cortesía.

Un grupo de congresistas demócratas y republicanos de Estados Unidos calificó las “reformas” a la Ley Electoral propuestas por el oficialismo a principios de esta semana “muestran desprecio por las modestas solicitudes hechas por la comunidad internacional. Son otra cortina de humo que poco hará para enmascarar los planes de (Daniel) Ortega para noviembre”.

En una declaración emitida este viernes en Washington, los congresistas consideran que “Estados Unidos debe hacer todo lo posible para garantizar elecciones libres, justas, multipartidistas y observadas internacionalmente en Nicaragua. Como miembros del Congreso de los Estados Unidos, trabajaremos para garantizar que se utilicen todas las herramientas del gobierno de los Estados Unidos para promover ese esfuerzo “.

Los  representante Albio Sires, Presidente del Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional, Representante Mark E. Green, miembro de rango del Subcomité, los representantes Juan Vargas, Maria E. Salazar, Debbie Wasserman Schultz y Mario Diaz-Balart emitieron la declaración con motivo del tercer aniversario de las protestas en Nicaragua contra el régimen de Ortega.

Y resaltan que “a medida que se acercan las elecciones de noviembre, Ortega ha profundizado la represión estatal de los derechos y libertades básicos de los ciudadanos. En lugar de cumplir con el compromiso de implementar reformas democráticas, Ortega ha impulsado nuevas leyes que amplían su control. El más atroz de estos, que se aprobó a fines de 2020, lo faculta para prohibir arbitrariamente que los candidatos de la oposición se presenten en las próximas elecciones”.

“El 18 de abril marcará el tercer aniversario del inicio de las protestas masivas contra el régimen de Ortega en Nicaragua. En 2018, manifestantes pacíficos se encontraron con actos indescriptibles de violencia sancionada por el Estado por parte de las fuerzas de seguridad de Ortega”, refieren el grupo bipartidista, que  expresa su solidaridad con el pueblo de Nicaragua.

“Y nuestro corazón está con los miles de personas que han sufrido crímenes de lesa humanidad a manos de esta brutal dictadura”, refieren los congresistas.   

“El pueblo nicaragüense ha soportado sufrimientos evitables durante estos tres años a manos de un régimen que se negó a imponer medidas de salud pública para frenar la propagación de la pandemia de COVID-19 e hizo poco para apoyar a las comunidades de la costa caribeña que fueron devastadas por dos huracanes. No nos hacemos ilusiones de que Daniel Ortega cambie sus caminos”, expresan los congresistas. 

    Leave Your Comment Here