Ahora Portada

«Ventana para hacer cambios es bien corta», dice Pallais

Nicaragua sigue sometida a represión. Fotografía: Archivo.

A un mes de celebrarse la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), a lo interno en Nicaragua se acorta cada vez más el tiempo para que puedan realizarse las reformas electorales que garantice a la ciudadanía comicios transparentes.

Mientras el régimen más bien ha recrudecido la represión contra ciertos sectores como excarcelados, defensores de derechos humanos, activistas y periodistas.

El abogado José Pallais, delegado de Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), en la Coalición Nacional, reconoce “que la ventana para hacer cambios es bien corta, si no hay cambios de aquí a diciembre, ya no hay oportunidad para encontrar una salida a la crisis democrática”.  

Entre los representantes en la OEA, ha sido elaborado un proyecto de resolución sobre la situación de Nicaragua entre otras cosas señala: “Instar a que el proceso de reforma finalice al menos 12 meses antes de la fecha de las elecciones y que la ventana de tiempo para estas elecciones, no puede ser anterior a 8 meses después de la fecha de esta resolución y no más tarde del primer domingo de noviembre de 2021”.

Sin embargo, el abogado Pallais, prefiere esperar, porque insistió es tan solo un borrador de resolución el cual puede estar sometido a muchos cambios.

Organizaciones como Nicaragüenses en el Mundo y el Bloque Democrático han insistido en una demanda a la Asamblea General de la OEA para que declare la ilegitimidad del régimen.

Sin embargo, Pallais aclara que la posibilidad de declaratoria de ilegalidad por parte de la OEA, es posterior a los comicios.

“Si el régimen no celebra elecciones con los estándares democráticos internacionales,  bajo las referencias de la OEA, las consecuencias pueden ser declarar la ilegitimidad”, indicó Pallais.

Y señaló: ”Nosotros en la propuesta de reforma electoral estamos diciendo que es ilegítimo el gobierno y que la única forma de solucionar la crisis es a través de elecciones limpias, solo puede garantizar la OEA”.

Y es ahí que el delegado de FDN estima, que el régimen “tiene que estar clarísimo cuál es el  juego al que va a entrar y por eso es importante una resolución fuerte de la OEA; que aclare que si no se dan las elecciones que tienen obligación de dar en cuanto a calidad democrática el régimen, entonces tiene que aplicarse la carta Democrática Interamericana con todas sus consecuencias”.

“¿Y cuál es la consecuencia? Declarar la ilegalidad del régimen. ¿Y que significa la ilegalidad? Desconocerlo. ¿Y qué trae como consecuencia el desconocimiento? Cero créditos, cero financiamiento , ruptura de relaciones diplomáticas, ruptura de los tratados comerciales y poder enjuiciar a (Daniel), Ortega y a todos los cómplices de Ortega en el extranjero”, explica Pallais.

Pallais, asegura que aunque  Nicaragua no haya ratificado el Estatuto de Roma, Ortega puede ser enjuiciado, “por el principio de la jurisdicción universal. Los delitos de lesa humanidad pueden ser juzgado en cualquier país aunque no haya sido cometido en su propio territorio”.

En el borrador del proyecto de resolución se señala también: Solicitar a la Secretaría General de la OEA que apoye un proceso de negociación incluyente entre el régimen y los actores nacionales que representan a la oposición en el país, observación electoral internacional independiente, creíble y acreditada;  desmantelamiento inmediato de las fuerzas policiales y parapolicías así como la restitución inmediata de las libertades civiles y políticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X