Ahora Portada

UNAB respalda llamado de cuarentena voluntaria de asociaciones médicas

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), se sumó a las organizaciones que respaldan el llamado a cuarentena voluntaria efectuada por las Asociaciones Médicas en Nicaragua para contener la pandemia del COVID-19.

Ivania Álvarez, del Consejo Político de la UNAB, expuso la preocupación de esa organización por el abandono de parte del régimen al personal de salud, sector que según dijo, ha perdido más de 30 personas como consecuencia de la pandemia, así como por el reporte de los municipios por los entierros exprés.

Es por eso que dijo Álvarez, es el llamado a la población y a otros actores “a sumarnos a la cuarentena con responsabilidad de todos”.

Mapeo de los más vulnerables

Por su parte Tamara Dávila, también miembro del Consejo, aconsejó la importancia de que en los barrios la población cuente con un mapeo de las personas más vulnerables, para así tejer redes de solidaridad y juntos enfrentar y contener la pandemia.

Dávila también consideró como importante y clave que en la comunidad puedan contar con un kit médico para salvar vidas, también llamó a las pequeñas empresas locales a la solidaridad con quienes no tienen alimentos.

Igual, Dávila instó a promover la organización de cuadrillas en los barrios que les permita limpieza e higienización de espacios comunes. Y cuidar las medidas de protección y prevención que constantemente se ha anunciado por diversas organizaciones.

Álvarez reiteró la demanda de la liberación de los presos políticos que aseguró, según han conocido por familiares de detenidos, tanto de presos políticos como de reos comunes hay focos de contagio en todos los penales y estimó que de acuerdo a esos reportes un 50 por ciento estaría con síntomas del COVID-19.

Pequeñas ayudas

Violeta Granera, igual del Consejo Político, por su parte manifestó, que dentro de las posibilidades han distribuido unos dos mil kit de prevención en sectores de extrema vulnerabilidad, las que continuarán dentro de las posibilidades.

Aunque Granera reconoció que “es pequeñísima” la ayuda, también recordó que la UNAB no es gobierno y tienen que lidiar además con las acciones del régimen.  

Granera expuso que ante la situación de la pandemia deberían cerrarse todas las empresas que fabrican productos no esenciales, y las que no pueden cerrar como UNAB han pedido a sus administraciones que redoblen las medidas e implementen programas de apoyo a sus trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X