Transmisión por Facebook de «entierro exprés», expone la otra realidad de Nicaragua

El acompañamiento solitario de una carroza fúnebre pasado las 6:00 p.m de este viernes y la transmisión en vivo del recorrido del féretro por parte de uno de los familiares cercanos al fallecido, demostró la realidad que impera en Nicaragua desde hace varios días a causa del COVID-19 y que pretende sofocar el régimen.

Se trata de la transmisión en vivo desde un Facebook live, que realizó Luis Siero Alfaro, hijo del capitán de aviación Cristóbal Siero, un experimentado piloto, que por su trayectorias, era apreciado y reconocido y de quien su vástago se despidió: “Capitán Siero vuela alto”.

“Lamentablemente perdió la vida el día de hoy (viernes) a causa del COVID-19”, confió el hijo del fallecido, poco tiempo después que la carroza fúnebre dejara el Hospital Militar, propiedad del Ejército de Nicaragua, donde su progenitor estuvo internado desde el domingo pasado.

Explicó Siero Alfaro que la transmisión en vivo, fue la única manera que encontró para que familiares y amigos de su progenitor lo acompañaran en el recorrido hacia su última morada. Y a través de la misma demostró paso a paso, cómo son ejecutados los “entierros exprés” en el país.

A través de una llamada telefónica Siero aseguró este sábado, la veracidad del Facebook live efectuado por él durante el sepelio de su padre el viernes.

Y sus sospechas del deceso por COVID-19 están basadas en el cuadro clínico que presentó: tos seca, fiebre, problemas de respiración entre otros. El acta de defunción establece que el piloto Cristóbal Siero murió por neumonía y paro cardíaco.

«¿Vos tenés certeza que pudo ser por el COVID ?»

«Literalmente ¿Que más podría ser?»

Es la respuesta de parte de Siero Alfaro, quien refiere que al no aplicar la prueba rápida en ese centro asistencial, no pueden conocer una respuesta inmediata.

Y aunque dice que conoció que en el caso del Hospital Militar les extraen muestra para las pruebas, sucede que «las hagan o no las hagan guardan información (…) no te dicen si es positivo o es negativo».

Sin embargo, al fallecer su padre a él le dijeron que debía sepultar el cuerpo «de inmediato».

«Si te dicen que es por neumonía (que falleció) ¿Por qué tenés que llevártelo de inmediato? Es ilógico», señaló Siero Alfaro, quien a esto agregó que se suman las medidas de seguridad adoptadas de doble caja para sepultarlo.

Ya había pasado consulta

Antes de haber sido internado el domingo pasado el piloto Siero «pasó con sìntomas toda la semana anterior», por lo cual el viernes anterior acudió al mismo hospital, donde pasó consulta pues «él ya tenía temor a estar pegado con la enfermedad».

Sin embargo, ese día como no llegó grave lo regresaron a su casa, y entre otros medicamentos que recuerda su hijo le recetaron están: novalgina, loratadina «y creo que le sugirieron comprar un jarabe para la tos» .

El domingo cuando fue internado «yo de entrada le pregunté al médico que lo recibió, ‘¿Ustedes le van a practicar la prueba del COVID?’ para descartar cualquier tipo de posibilidades». Ese día lo estabilizaron con oxígeno para ingresarlo.

Siero Alfaro recuerda que aún a finales de abril su padre efectuó vuelos hacia Costa Rica, pero fueron vuelos de carga, en horarios nocturnos en los que no tuvieron contacto con pasajeros. A esto agrega, que ninguno de sus amigos ha presentado síntomas.

Es por ello, que el joven sospecha que el contagio ocurrió en el Aeropuerto, donde dijo, ha conocido de varias muertes sospechosas de COVID-19.

“Todos los que miren este video (…) cuídense esto es real en Nicaragua apenas está comenzando en las grandes potencias (…) hubo miles de muertes, Nicaragua no es la excepción”, aconseja el hijo del piloto Siero desde su Facebook lives.

Deberían visitar hospitales

En su alocución diaria al medio día del viernes, Rosario Murillo, quien hace de vocera del régimen calificaba a quienes disienten a la versión oficial sobre la pandemia, de extraterrestres y «de burbujas mentales donde fabrican sus mentiras» .

«Lo que pienso es que los gobernantes Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes tanto hablan de ‘amor al prójimo’, deberían de salir de las instalaciones de El Carmen, que tiene triple función:1)residencia de la familia presidencial 2) casa presidencial de facto y 3) secretaria del Partido Gobernante Frente Sandinista», expresó la periodista María Lilly Delgado.

Delgado recordó que tanto Ortega como Murillo «tienen más de dos meses de no salir a la calle, a excepción del 1 de mayo cuando Ortega salió para dejarle una flor al mausoleo de Tomás Borge. Pero no ha visitado un hospital público para conocer de cerca lo que viven los médicos por ejemplo del hospital Alemán o Manolo Morales.

«Considero que tanto Ortega-Murillo deberían de visitar hospitales y cementerios, (claro, tomando sus debidas medidas de protección) y conversar con ciudadanos como Luis Alfaro Siero quien tuvo que hacer un Facebook live para dejar constancia de la muerte y entierro de su padre Cristóbal Siero, piloto de La Costeña», apuntó Delgado.

Al tiempo que indicó que «ni Luis Alfaro Siero, ni Cristóbal Siero o personas como Vladimir Rodríguez y su hermano Domingo Elder Rodríguez muerto por COVID-19, ninguna de estas personas son ‘extraterrestres que viven en otras galaxias’ o que han venido en ‘naves especiales’, son nicaragüenses de carne y hueso, que viven en el país llamado Nicaragua, y ubicado en el planeta tierra, y quienes están viviendo el dolor de haber perdido a un ser querido, como decenas o centenares de familias más en el país».

La periodista estimó que es necesario que la población sea informada sobre una serie de inquietudes que rondan en el ambiente como: ¿Cuántas personas hay hospitalizadas y sospechosas de COVID-19 a nivel nacional? ¿Cuántas hay en cada hospital público o privado? tanto en Managua como en los departamentos, así como ¿Cuántas personas han sido enterradas por las noches? .

Así como ¿Por qué si la constancia de defunción de los fallecidos registra que murió por “neumonía” y no por COVID-19, en los hospitales les dicen a los familiares que deben enterrarlos inmediatamente o en tres horas máximo? . También deben explicar dónde han practicado las 26 mil pruebas que reportaron al Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y ¿Cuál es la respuesta que les dan a los más de 500 médicos que le exigieron al régimen liberar las pruebas a nivel público y estatal?

Delgado recordó que el régimen Ortega Murillo ha negado el asesinato de decenas de jóvenes entre ellos Álvaro Conrado, de 15 años o Franco Valdivia de 24 años. «Ni Ortega ni Murillo han mencionado sus nombres, y ahora igual están negando las muertes de decenas de nicaragüenses por COVID19», dijo Delgado.

Al descubierto política de engaño

El periodista Miguel Mendoza quien ha estado siguiendo de cerca lo que ocurre en el país, considera que el video efectuado en vivo por Siero Alfaro, “deja al descubierto la política de engaño del gobierno de Nicaragua, porque un lado, esta muerte no aparece en los registros oficiales, por otro le informan a la familia que murió de neumonía y los obligan a enterrarlo el mismo día”.

Mendoza estima, que lo del video del hijo del piloto, es importante porque podría motivar a otros familiares a denunciar las verdaderas causas de la muerte de sus seres queridos y volver imparable las quejas y los malestares.

Tras señalar que, “alguien dijo que hasta el momento no hay muchas denuncias de familiares porque varios de los casos que se conocer son simpatizantes del gobierno y esto los detiene”.

Por su parte el miembro de la Comisión Ejecutiva de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), Julio López, manifestó que “está demostrado que quien fabrica noticias falsas para desinformar a la opinión pública son los seguidores y páginas afines al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo”.

Tras señalar López que “la desinformación se genera cuando el régimen no cumple su obligación de informar con transparencia lo que está ocurriendo en Nicaragua con la pandemia”.

“Es lamentable que familiares no sean informados de las verdaderas causas de muerte de sus seres queridos y se vean obligados a enterrar a sus muertos en solitario, sin saber por qué están siguiendo ese protocolo. Esto sería comprensible si se le informara a la familia y a la población que es lo que está pasando”, dijo López.

“Con eso lo único que queda en evidencia es que los niveles de letalidad de la pandemia son peores de lo que nos imaginamos”, consideró López.

Para la periodista Abygail Hernández, también de la Comisión Ejecutiva de PCIN el video «es una evidencia de como la ciudadanía está asumiendo como realidad la necesidad de hacer sus propios registros como pruebas que evidencien, por un lado las anomalías ejercidas por el régimen ante esta crisis y por otro lado, es la representación de la necesidad natural de hacer un duelo a sus parientes».


En tanto, «para los y las periodistas, es nuestra evidencia sobre el secretismo estatal y la falta de transparencia en las cifras y protocolos de seguridad sanitaria ante la pandemia. También debe de ser vista como una alternativa para seguir indagando desde la ciudadanía ante la dificultad de acceder a información estatal», señala Hernández.

Igualmente compañeros de generación del Colegio Centroamérica en una carta dirigida a la comunidad nacional e internacional, dejan constancia “que la muerte de Cristóbal se debió al contagio con COVID-19 y no por otras causas, que actualmente obligan a escribir con reportes de defunción. Así encubren los ORMU las muertes de COVID-19”.

A través de la misma exigen al régimen “la verdad” sobre infestados y muertos “no más entierros exprés por las noches”, deje de amenazar a personal médico, desista del hostigamiento a familiares de los fallecidos por COVID-19, así como “un manejo responsable” y una respuesta apropiada a la pandemia.

    Leave Your Comment Here