El régimen analiza más por los ojos que por la inteligencia

El régimen analiza más por los ojos que por la inteligencia

La decisión del régimen de no tomar ninguna medida de prevención con el objetivo de mantener la economía, ha expuesto a la población a contagios y a la pérdida de la vida.

Casandra y la eliminación de la dictadura
Las mentiras del poder
Un régimen desesperado y falto de ideas

Por Óscar René Vargas

“Cuando eres rey lo que tú digas es la verdad”, le dice Cersei Lannister a su hijo en Juego de Tronos. Algo que han tomado al pie de la letra el régimen Ortega-Murillo.

Sin una estrategia adecuada de parte del régimen Ortega-Murillo, la táctica de priorizar la economía, crea un conflicto entre trabajar y cuidar la salud.

La decisión del régimen de no tomar ninguna medida de prevención con el objetivo de mantener la economía, ha expuesto a la población a contagios y a la pérdida de la vida.

El régimen de Ortega-Murillo ha implementado una política de desastre caótico por esa mentalidad de qué puedo sacar yo de esto y al demonio con el resto de las personas. La política sanitaria es sórdida, macabra e inhuma; por lo tanto, es frágil debido a las sanciones internacionales y a la falta de credibilidad interna, esa combinación facilita la implosión.

Las fotografías y videos que están circulando en las redes sociales de entierros a altas horas de la noche, personas fallecidas que son sacadas de sus casas por hombres cubiertos con equipo sanitarios y largas filas de enfermos en los hospitales, dan la sensación que el régimen ha perdido el control de la crisis sanitaria. Todas las noticias nacionales son expresiones de síntomas de la implosión en pleno desarrollo.

Mucho de esto se pudo evitar, mucho se puede evitar todavía. Pero el régimen Ortega-Murillo no quiere. No es locura ni irracionalidad. Es la lógica del terror, la mentira y la muerte que son los ejes principales de sustentación del poder. Un poder que quiere mantenerse más allá del 2021.

El poder del régimen vive del “secreto”, ya que piensan que el “secreto” alimenta el poder dictatorial y lo justifica. Incluso, el “secreto” se considera necesario e inseparable al poder, se presenta como el justificativo de la mentira política, ya que a ésta se la ve como consecuencia del “secreto” y, por ende, como atribución del poder.

La radicalidad de la declaración de los diputados orteguistas-murillistas contra la solicitud a la OPS/OMS de los diputados costarricense que se realice un control sobre los hechos reales del coronavirus en Nicaragua, es una muestra que los poderes fácticos del régimen están conscientes que hay un proceso en desarrollo de una implosión como consecuencia de la pérdida de control de la crisis del coronavirus y del deterioro de su legitimidad interna e internacional.

Sale muchas informaciones en las redes que la dictadura va a decretar una cuarentena. No lo creo. Recordar que ellos dicen que el “comandante” es infalible y nunca se equivoca.

Además, a estas alturas ya es tarde y la economía, antes que las vidas, siguen siendo su prioridad. Para el régimen salvar la economía es para salvar su poder.

El régimen Ortega-Murillo no tiene proyecto para Nicaragua, solo quiere seguir usufructuando de un poder que han tenido durante muchos años.

Según la consultora internacional Fitch Solutions, el país será impactado por dos vías. Primero, que una rápida expansión de los casos de coronavirus detendrá la actividad económica.

A medida que crezcan los casos confirmados, el comercio y la inversión se congelarán día a día. Los pocos casos reportados por el régimen es el resultado “más de una falta de pruebas y transparencia que a una estrategia de contención exitosa”.

Segundo. El deterioro de las condiciones externas afectará las exportaciones y el consumo. De Estados Unidos, en recesión económica y elevando barreras comerciales, se recibe alrededor del 40 por ciento de las exportaciones de bienes y es una fuente importante de remesas y turistas que alimentan el consumo privado de Nicaragua.

Al mismo tiempo, contracciones significativas en otros socios económicos importantes, como México y Centroamérica, harán que la disminución en la demanda externa tenga un gran peso en la economía del país.

Estos vientos en contra afectarán a una economía que ya está en recesión desde abril 2018. La economía se ha visto afectada por un colapso de la confianza, rápidas salidas de capital, las sanciones impuestas por los Estados Unidos y por la falta de credibilidad en el régimen.

Maquiavelo decía que uno de los peores enemigos de la estabilidad de los gobernantes era el nefasto rol de sus consejeros aduladores y sus asesores serviles, siempre dispuestos a halagar y, por eso mismo, absolutamente incapacitados para alertar de los peligros y acechanzas que aguardan al poder a lo largo del camino.

De los serviles y/o aduladores, en general, puede decirse que son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro y están ávidos de riquezas.

Asesorado por sus “intelectuales”, el dictador analiza la realidad más por los ojos que por la inteligencia, pues puede ver todo, pero poco comprende lo que ve.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com