Ahora Portada

Representante de Nicaragua ante la OEA queda sin argumentos y tilda a esa organización como “embajadora de colonia”

Ante la falta de argumentos para contrarrestar los informes presentados en la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) por parte de la secretaría general de la OEA y de la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)9  no solo los rechazó sino que llamó a esa organización de “administradora de colonia” y a la CIDH de estar instrumentalizada por Estados Unidos.
Alvarado que intervino en tres ocasiones durante la sesión que abordó la situación de Nicaragua insistió en el discurso oficialista de acusar de injerencismo a los delegados de los países que reclaman espacios democráticos para los nicaragüenses.

Ante las intervenciones de los representantes de Canadá y Estados Unidos que expresaron la necesidad de que el país se enrumbe hacia la democracia, Alvarado utilizó los últimos informes anuales de Amnistía Internacional para hacer señalamientos de violaciones de derechos humanos a ambos países. Pero se abstuvo de comentar los señalamientos que esa misma organización ha realizado a Nicaragua en sus informes, como el específico por la crisis iniciada en abril de 2018 “Disparar a matar” publicado ese año o el informe anual 2020 donde demuestra que persiste las violaciones de derechos humanos en este país.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro manifestó que el régimen Ortega Murillo ha restringido las libertades, ha emitido una serie de leyes que inciden en la profundización del deterioro democrático, mantiene la impunidad generalizada, mientras no ha mostrado voluntad política para implementar las reformas electorales correspondientes, por lo que avizora que llevará al país a “la peor elección posible”.

Almagro recordó que “en febrero de 2017 la Secretaría General de la OEA ha expresado la voluntad de trabajar con el gobierno de Nicaragua para lograr reformas electorales que conviertan su sistema político en uno con características de libertades y democracia. El gobierno firmó en este marco sendos acuerdos que fueron incumplidos en forma reiterada”, aseguró Almagro.

Por su parte la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola, recordó que esa organización ha documentado las violaciones de derechos humanos de las cuales ha sido víctima la población y que arreciaron a partir de abril de 2018 que causó al menos 328 muertes y unos 2,000 heridos.

La presidenta de la CIDH dijo que en Nicaragua persisten las graves violaciones de derechos humanos las que continúan profundizándose ante la falta de independencia de poderes, por lo cual la CIDH por tercer año consecutivo ha incorporado al Estado de Nicaragua en el capítulo cuarto “B” de su informe anual.

Urrejola pidió al Estado de Nicaragua que deje sin efectos las reformas a la ley electoral que impide la participación de candidatos en el próximo proceso electoral, así como a poner fin a la impunidad reinante en el país, a cumplir con las recomendaciones efectuadas por esa Comisión en el informe de país, la liberación de los presos políticos, además el cese del hostigamiento y criminalización de los opositores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X