Ahora Portada

Reformas electorales deben garantizar que el voto sea secreto, libre y respetado, expresa obispo de Matagalpa

Monseñor rolando Álvarez. Fotografía: Tomada de Diócesis Media.

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, recordó este domingo que el soberano es el pueblo y que las reformas electorales propuestas recientemente deberían garantizar a los nicaragüenses que su voto sea secreto, libre y respetado.

“Las reformas electorales propuestas recientemente tendrían que significar y representar para la nación una decisiva oportunidad para garantizar un proceso electoral humano, legítimo y democrático que asegure la equidad electoral y por lo tanto en el que se garantice a toda persona que su voto sea secreto libre y respetado”, dijo Álvarez en la homilía de la Misa celebrada desde la Catedral San Pedro, de Matagalpa.

Tras referir que la responsabilidad es de todos, el religioso destacó que “Nicaragua necesita la paz, Nicaragua tiene una gran oportunidad para reencausarse a un Estado democrático y social de derecho funcional, es decir un estado que esté a los pies del pueblo”.

 Álvarez se mostró esperanzado de que el Poder Legislativo actúe con madurez para que así “promueva y cree un espacio de consulta plural y democrático nacional para que sea el soberano, que es el pueblo, quien establezca las reglas y condiciones para una fiesta electoral libre y justa y así entre hermanos de una misma nación pueda determinarse el necesario sistema de vida para construir una nación con dignidad, justicia, libertad igualdad desarrollo y crecimiento”.

La  Comisión de Buena Voluntad por su parte destacó en un comunicado publicado este domingo, que  hace tres años la ciudadanía reclamó en las calles justicia y democracia.

“Hace tres años caminamos en unión sin preguntar quién era y de dónde venía. Hace tres años construimos un sueño juntos y lo gritamos al mundo entero, soñamos una Nicaragua en libertad, con justicia y en democracia”.

Por tanto, señala esa comisión, que  en  memoria de las víctimas de la represión en 2018, “las organizaciones de los dos bloques opositores del país, Alianza Ciudadana y Coalición Nacional, tienen la responsabilidad moral de unir sus voces rechazando de manera conjunta las espurias reformas electorales presentadas el lunes 12 de abril de 2021, y exigir al régimen represor el cumplimiento de los acuerdos del 29 de marzo de 2019 y la Resolución de la OEA de octubre de 2020 para contar con elecciones libres, competitivas, observadas, justas y transparentes”.

El oficialismo en la Asamblea Nacional introdujo la iniciativa de reformar a la Ley No. 331, Ley Electoral en la que queda patentizado la decisión del régimen para impedir que líderes de la oposición participen en los comicios de noviembre de 2021, al incorporar las prohibiciones establecidas en las leyes represivas entre otras Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, Ley 1040 y Ley de Defensa de Derechos del Pueblo a la Independencia, Ley 237.

En la exposición de motivos los diputados oficialistas destacan: “Esta propuesta propone incorporar de manera expresa la prohibición a partidos políticos, alianzas de partidos y cualquiera de sus candidatos o candidatas, de recibir financiamiento directo o indirecto del exterior, de ninguna índole, bajo ningún concepto y para ningún fin”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X