Ahora Portada

Hostigamiento e intimidación contra familiares de víctimas, activistas y periodistas a tres años de grito de abril

Policía mantiene acordonado local de Unidad Médica Nicaragüense. Fotografía: Cortesía.

Con el propósito de silenciar todo tipo de protesta pacífica a tres años del grito de abril, el régimen ha arreciado en las últimas horas en Nicaragua el hostigamiento contra familiares de víctimas, activistas, opositores y periodistas independientes a través de paramilitares y fuerzas regulares.

La familia de Jeison Chavarría, en Ticuantepe, fue acosada por paramilitares del sector la noche del domingo que apedrearon la vivienda mientras dormían, donde posteriormente acudió la Policía a quienes los moradores los encararon.

“Malditos asesinos mataron a Jeison”, dijo una de las familiares de Chavarría asesinado el 21 de abril de 2018 mientras conducía una mototaxi.

La sede central de la Unidad Médica Nicaragüense fue acordonada la mañana de este lunes por la Policía para impedir que la Alianza Cívica realizara un plantón en la calle, por lo que los activistas se vieron obligados a protestar desde adentro,

En Juigalpa el expreso político Lenín Salablanca publicó en las redes sociales el acoso e intimidación constante de la cual es víctima por parte de la Policía, igual una patrulla policial permanece desde tempranas horas frente a la casa en Chinandega, de Kenia Gutiérrez, del Movimiento Campesino.

En casa de Kenia Gutiérrez rotan los vehículos desde donde la vigilan. Fotografía Cortesía.

Agresión contra periodista

 Igualmente el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más conoció del asedio, agresión física e intento del robo de un celular la madrugada de este lunes por parte de un policía antimotín contra la periodista Kalúa Salazar, quien se dirigía a trabajar a Radio La Costeñísima.

En redes sociales Salazar denunció que la agresión fue delante de sus hijas y mamá y producto de la situación a una de sus niñas le generó una crisis nerviosa. En Bluefields se reporta hostigamiento policial y de paramilitares en las casas de tres periodistas.

El Colectivo también denuncia que en Masaya, la vivienda de la excarcelada política Karla Ñamendi, a quien se le tramitan medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) amaneció con pintas que dicen «Plomo».

“Condenamos la persecución constante y el aumento de la violencia de Estado contra periodistas, personas excarceladas y defensoras de Derechos Humanos cuando se cumplen tres años de la represión de abril 2018”, refiere el Colectivo que exige al régimen  el cese de las agresiones e intimidación contra el pueblo de Nicaragua.

Nicaragua está de luto

Desde su cuenta de Twitter Julie Chung, asistente del Secretario de Departamento de Estado de Estados Unidos, escribió: “Nicaragua está de duelo por las vidas perdidas  hace tres años cuando manifestantes pacíficos fueron asesinados por defender sus derechos. La represión continúa, los presos políticos siguen encarcelados. Las elecciones libres y justas permitirán que los nicaragüenses  sanen y prosperen”.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), destaca que a tres años del inicio de las protestas en Nicaragua “continúa la impunidad y la crisis de derechos humanos”.

Al tiempo que señala que es insuficiente la implementación por parte del régimen de las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, donde sigue sin garantizar el derecho a la reunión pacífica.

La OACNUDH reitera su solicitud al régimen de volver a Nicaragua “con el fin de asistir a las autoridades y a la sociedad civil en la implementación de esas recomendaciones y así lograr cambios que mejoren la situación de derechos humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X