Proclama de organizaciones cívicas, sociales y políticas de Nicaragua insta al retorno del espíritu de abril

A casi tres años del estallido de abril, representantes de un grupo de organizaciones cívicas, sociales y políticas y ciudadanos a título individual, tanto a lo interno del país como en el exterior, suscriben una proclama a través del cual instan a los nicaragüenses a volver al espíritu de abril.

“La prioridad fundamental es retomar la ruta originaria y la demanda fundamental de abril 2018 y conectar a ese casi 80 por ciento de la población nicaragüense con sus expectativas y anhelos fundamentales a fin de reencausar la lucha y presión interna por la democracia, libertad y justicia y crear una instancia unitaria amplia, integral, participativa y representativa de todos aquellos sectores que también deben ser parte de esos espacios de unidad”, expresan los firmantes de la proclama.

Aunque en la proclama reconocen que la población ha decidido la ruta cívica y pacífica, señalan que debido a que el régimen no ha respetado la legalidad, la legitimidad y la Constitución de la República, que sea hasta que una vez lograda una reforma urgente del sistema electoral sea valorado si hay condiciones para participar en un proceso electoral, en el que deben ser simultáneas las elecciones presidenciales y para diputados, incluidas regionales y municipales.

El régimen debe dar muestras de voluntad política de realizar cambios para ello debe invitar a misiones de observación electoral de la OEA, Unión Europea, entre otras, expresan en su proclama.  Y previo a cualquier reforma, consideran como imprescindible que el régimen  cumpla de inmediato con la liberación de todos los presos políticos que suman más de 130, con el cese la represión y el desarme de paramilitares y parapolicías.

A su vez el restablecimiento pleno de las libertades públicas, individuales y colectivas, libre derecho a circulación, reunión y de protesta y marchas cívicas y pacíficas, libertades de información y prensa, devolución de bienes confiscados e indemnización por daños causados, así como toma de acciones de prevención y protección contra la pandemia del COVID-19 y el retorno sin riesgo de los exiliados.

También demandan los firmantes de la proclama la masiva y urgente cedulación y creación de condiciones para el ejercicio del sufragio electoral a quienes por cualquier razón prefieran no retornar a Nicaragua hasta el momento de un eventual proceso electoral con garantías básicas, así como la derogación del combo de leyes represivas.

 El retorno inmediato de los organismos internacionales de Derechos Humanos que fueron expulsados del país por parte del régimen, es parte de las acciones que los firmantes de la proclama consideran el régimen debe cumplir.

“A nuestro juicio y a pesar de que algunas de las consideraciones a continuación no necesariamente fueron comprometidas por el régimen, creemos que se ha incumplido a la fecha lo relativo a las reformas constitucionales, el restablecimiento de la legalidad constitucional de la no reelección del presidente ni de quien ejerce la Vicepresidencia, incluyendo inhibiciones y prohibiciones al cónyuge, hijos, hermanos y familiares en segundo grado de consanguinidad y cuarto de afinidad de quien haya ejercido la Presidencia, Vicepresidencia, Diputados, Alcaldes y Vicealcaldes en el período inmediato anterior, entre otros temas”, apunta la proclama.

“También consideramos que el régimen ha incumplido lo relativo a la urgente reforma electoral que permita depurar y auditar el padrón o los padrones; revisar la cartografía, cambiar a los magistrados y estructuras electorales de dirección y mando; revisar los mecanismos de selección de policías electorales, miembros de Juntas Receptoras de Votos; acreditación de fiscales; retornar a la mayoría de al menos el 50% +1 para ganar en primera vuelta”, indican estas organizaciones en su proclama.

Incumplimientos del régimen

Igualmente, mencionan entre los incumplimientos “el establecimiento de la suscripción popular nacional, regional, departamental y/o municipal; cambios en lo referente a la escogencia y determinación de la casilla, emblema, lema, colores, bandera y otros relacionados con las alianzas electorales; garantía plena de la urgente cedulación y voto de los nicaragüenses en el exterior; revisión de los mecanismos de impugnación y de transmisión de las actas y copias; el sistema de escrutinio supervisado”. Así como, “que los diputados no sean rehenes de las organizaciones políticas por las que resulten electos; que se elimine la diputación regalada y que se proscriba a organizaciones políticas cuyos miembros o directivos sean señalados de la comisión de graves violaciones a derechos humanos o delitos y crímenes de lesa humanidad”.

El régimen tampoco ha cumplido en cuanto a las inhibiciones para ser candidatos a funcionarios o personas sancionadas por violaciones a derechos humanos, corrupción, crimen organizado y delitos relacionados, así como para quienes hayan sido señalados por organizaciones de derechos humanos gobiernos u otros con indicios razonables en la comisión de delitos, ya sea como actores o en cualquier modalidad de colaboración, complicidad, encubrimiento u otros.

Recuerdan las organizaciones en su proclama el último informe del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el que expresa preocupación por Nicaragua e insta al régimen a implementar las reformas electorales para garantizar elecciones libre y transparentes. Igual mente el reciente informe del jefe del Comando Sur de los Estados Unidos,

Recuerdan las organizaciones en su proclama el último informe del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el que expresa preocupación por Nicaragua e insta al régimen a implementar las reformas electorales para garantizar elecciones libre y transparentes. Igual mente el reciente informe del jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, almirante Craig S. Faller, ante un Comité del Senado, que ubicó a Nicaragua en la lista de países de “actores estatales regionales malignos”  (…) “que perpetúan la corrupción y desafían la libertad y democracia, en coincidencia con el informe reciente del Departamento de Estado, que sostiene que Nicaragua sigue siendo vulnerable al lavado de dinero, narcotráfico, corrupción, debido a la falta de transparencia.

Organizaciones firmantes de la Proclama

Movimiento Campesino y Aliados  

 Ciudadanos y Abogados Democráticos  

 Gran Alianza Nacional Republicana (GANAR)   

Bloque Democrático de Centro   

 Movimiento Nacional Autónomo 18 de Abril

 Movimiento Social Cristiano

 Coalición de Organizaciones de Exiliados en Panamá  

 Ciudadanos Unidos por Nicaragua   

 Frente Unido Democrático    

 Mujeres por la Democracia

Grito de Abril USA  

Profesionales Libertarios  

 Movimiento Ciudadanos  

 Movimiento Democrático Independiente  

 Activista Social/ Defensora Derechos Humanos Miami

 Juristas Independientes

 Liberales por León Norte

 Liberales por León Sur  

 Cristianos por la Democracia

 Activista Comunitario USA

    Leave Your Comment Here