Ahora Portada

Organizaciones defensoras de DD.HH aplauden resolución de Consejo de DD.HH de la ONU

Organizaciones defensoras de derechos humanos aplaudieron este martes la nueva resolución aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la situación de Nicaragua, a través de la cual los estados miembros del Consejo de Derechos Humanos condenan las graves violaciones de derechos humanos perpetradas por el régimen desde abril de 2018.

Una de estas organizaciones fueron la Federación Internacional de Derechos Humanos  (FIDH) y su organización miembro, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH),  que en un comunicado consideran que la resolución “reafirma el compromiso por parte de la comunidad internacional con las víctimas de la represión y mantiene un valioso precedente de acuerdo a las resoluciones aprobadas en marzo de 2019 y junio de 2020”.

El comunicado de la CIDH recoge palabras de la presidenta del CENIDH, Vilma Núñez, que considera que la resolución del Consejo  “recoge el trabajo permanente de las organizaciones de derechos humanos nicaragüenses que han denunciado las graves violaciones de derechos humanos y han acompañado a las víctimas de la represión”.

Y que Jimena Reyes, Directora para las Américas de la FIDH, señaló que “la situación en Nicaragua sigue siendo crítica. La resolución de hoy, pone en evidencia el descontento internacional frente a la continuidad de las violaciones de derechos humanos en el país y la impunidad reinante. Nicaragua necesita de la solidaridad y acompañamiento internacional”.

En su resolución el Consejo de Derechos Humanos insta al régimen entre otros puntos a poner en libertad sin condiciones a todos los detenidos de forma arbitraria o ilegal, combatir la impunidad y garantizar la rendición de cuentas y la justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos en el contexto de las protestas de 2018.

 La FIDH y el CENIDH consideran que la resolución aprobada “marca un punto de quiebre al condenar enérgicamente la agudización de la represión en el país, instando al Estado de Nicaragua a combatir la impunidad y a buscar justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos, considerando necesario que se lleven a cabo  investigaciones independientes e imparciales sobre las múltiples formas de represión y violencia, incluidas las ‘presuntas’ ejecuciones extrajudiciales ocurridas en el contexto de 2018 y denunciadas anteriormente por varias organizaciones de derechos humanos”.

«La situación en Nicaragua sigue siendo crítica. La resolución de hoy, pone en evidencia el descontento internacional frente a la continuidad de las violaciones de derechos humanos en el país y la impunidad reinante. Nicaragua necesita de la solidaridad y acompañamiento internacional.» expresó Jimena Reyes, Directora para las Américas de la FIDH.

Entre 2018 y 2021, la represión se ha recrudecido en el país, especialmente en contra de los periodistas y medios de comunicación independientes, incluyendo también, la persistencia de detenciones arbitrarias, las múltiples violencias contra los pueblos indígenas y afrodescendientes  , el aumento de los feminicidios, y la criminalización constante contra las personas y organizaciones de derechos humanos y la usurpación de sus bienes y la cancelación arbitraria e ilegal de sus personerías jurídicas, apunta la FIDH.

Igualmente Denis Darce, secretario ejecutivo adjunto de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), destacó la importancia del mandato del Consejo  a la Alta Comisionada, Michelle Bachelet,  de continuar el monitoreo, rendir informes orales para las próximas dos sesiones y un tercero escrito para el próximo año. Esto demuestra, según Arce,  que Nicaragua sigue siendo una prioridad para el Consejo de Derechos Humanos.

Darce aprecia en esta resolución un llamado de atención y a la vez un reconocimiento que la situación de crisis existe en Nicaragua, pese a la campaña del régimen por desconocerlas.

Para Darce los elementos  planteados por organismos internacionales como el Consejo de Derechos Humanos “son significativos” para el pueblo y aumenta la presión al régimen que representa al Estado de Nicaragua.

 Recordó que en mayo próximo el Consejo de la OEA debería abordar la situación de Nicaragua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X