Problemas económicos inciden en acceso de los ciudadanos a su cédula de identidad

Organizaciones de la sociedad civil recuerdan que la cédula es un derecho, Fotografía: Cortesía,

La dificultad económica es el primer obstáculo que enfrentan los ciudadanos para  tramitar, reponer o renovar su documento de identidad, de acuerdo a un sondeo realizado en ocho territorios del país, donde es promovida la campaña ciudadana “Mi cédula es mi rostro”, por parte de organizaciones de la sociedad civil.

El sondeo fue realizado entre 1,050 ciudadanos de Managua, Masaya, León, Carazo, Matagalpa, Estelí, Nueva Guinea y Nueva Segovia, de los cuales un 31 % consideró como principal dificultad los problemas económicos.

Las organizaciones que promueven la campaña destacan, que para obtener su cédula de identidad los ciudadanos deben pagar el doble y hasta el triple de los 300 córdobas que debe pagar al Consejo Supremo Electoral por obtener su documento, pues esto implica gastos adicionales como el certificado de nacimiento, fotocopias de esos documentos, movilización que en las zonas rural aumenta debido a las largas distancias que les toca recorrer para acudir a las oficinas de cedulación.

Por otro lado, el 26% de las personas abordadas señaló como otro de los obstáculos el exceso de requisitos para quienes hacen su solicitud por primera vez, y la dificultad aumenta para quienes habitan en las zonas rurales por la falta de certificados de notas, boletín o carnet estudiantil. Otra dificultad encontrada es la doble inscripción o errores en el certificado de nacimiento.

Otro de los hallazgos del sondeo, fue la percepción existente entre los ciudadanos de la prioridad existente para las personas que son prooficialistas,a quienes  se les facilita este trámite mientras a quienes ubican como opositores, cualquier detalle lo utilizan como excusa para detener el trámite u obligarles a reiniciarlo, con lo cual les alargan el proceso y provocan que la persona desista de terminarlo.

Privilegios para seguidores del oficialismo

Los promotores de la campaña ciudadana “Mi cédula es mi rostro”, afirman que han comprobado que los simpatizantes del partido gobierno tienen privilegios para tramitar su cédula, pero quienes no lo son, se enfrentan a muchos obstáculos.

Por ejemplo mencionan, “que los secretarios políticos en las comunidades y barrios les tramitan las cedulas a los simpatizantes rojinegros sin necesidad de asistir a las oficinas correspondientes y se las entregan hasta la puerta de sus casas, incluso se han evidenciado casos en que las han entregado a adolescentes que no han cumplido los 16 años”. Y han comprobado que en muchos casos el único requisito que les piden a las personas es ser portadores del carnet de militancia sandinista.

 Y recuerdan que en los comicios de 2006 la Unión Europea (UE) observó que la distribución de cédulas fue mal gestionada por el CSE y permitió la distribución selectiva a favor del FSLN.

Igualmente, apuntan que  “el Organismo de Observación Electoral Nicaragüense, Ética y Transparencia remarcó en las elecciones de 2008 que el CSE manejó el registro e inscripción de votantes (cedulación) de forma sesgada, a favor del partido de gobierno (FSLN), que era el que gestionaba y facilitaba cédulas de forma expedita, sin costos y de forma extraoficial”.

“De acuerdo a los hallazgos del presente sondeo, confirman que esta misma lógica, orquestada por el partido de gobierno se sigue implementando en la actualidad. En Nicaragua, Ortega y Murillo controlan hasta la identidad de las personas. Ante tal manejo del proceso de cedulación, existen personas, principalmente en las zonas rurales, que desisten de terminar el trámite, y otras que no lo han comenzado, se sienten desmotivadas para acercarse a las oficinas de cedulación”, expresan las organizaciones promotoras de la campaña.

Las organizaciones exponen que el régimen no ha mostrado ningún interés en impulsar la cedulación entre los ciudadanos que están en edad de tener su documento de identidad.

Tampoco existen estudios rigurosos que señalen la cantidad de personas que no tienen o no ha podido obtener su cedula.

Alrededor de esta realidad, el 39% de las personas consultadas en el sondeo, señaló conocer a un amigo, familiar o cercano que no tiene su cédula, pese a que están previstas las elecciones para el 7 de noviembre de 2021 y un 49 % de los abordados en el sondeo resaltó, que entre la importancia de contar con un documento de identidad está el poder acceder al derecho al voto.

El marco jurídico nicaragüense establece que la cédula de identidad es el documento público que identifica a los ciudadanos para el ejercicio de los derechos civiles, políticos, económico, al tiempo que le permite garantizar el derecho constitucional y político al ejercicio del sufragio, el cual es de suma importancia para la vida política del país.

El artículo 3, de la Ley 152, Ley de Identificación Ciudadana, señala que el Estado está en la obligación de otorgar la cédula de identidad a todos los ciudadanos a partir de los 16 años.

La campaña “Mi cédula es mi rostro”, es respaldada por una red de promotores, líderes de organizaciones sociales, como el Movimiento Campesino, Unión Nicaragüense de Autoconvocados, establecidos en los ocho departamentos del país donde tiene incidencia la misma, con el interés de identificar a los ciudadanos que enfrentan problemas en la gestión de su documento de identidad ya sea por robo, extravío, gestión por primera vez y gestión de partida de nacimiento.

    Leave Your Comment Here