Presos políticos recluidos en la DAJ en ayuno y oración por su libertad y por Nicaragua

Tras la tercera visita permitida a los familiares de Lésther Alemán y Max Jerez en 136 días de encierro arbitrario  la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), denunció que persisten las violaciones a los derechos humanos de los presos políticos que están recluidos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocido como el nuevo Chipote. Ambos son parte del grupo de presos políticos de esa cárcel que este 18 de noviembre permanecen en ayuno y oración por su liberación, la paz y libertad de Nicaragua.

En su comunicado AUN señala que de acuerdo a lo relatado por sus dos integrantes detenidos los presos políticos recluidos en esa cárcel “no están recibiendo completos los alimentos y artículos de higiene que les envían sus familias. Los interrogan diariamente. No se les permite reunirse con sus abogados y hasta les prohíben hablar con presos en celdas cercanas”.

Dolly Mora explicó también que tanto esa organización como los familiares de los detenidos reiteran su demanda de que les permitan el ingreso de alimentos aunque sea una vez por día.

Mora dijo que por ejemplo en el caso de Alemán aunque mejora su salud aún ha estado padeciendo de migraña lo que está relacionado con el encierro y falta de una alimentación adecuada.

    Leave Your Comment Here