Periodistas de Nicaragua entre represión y crisis sanitaria, denuncia PEN Internacional

Un llamado al régimen Ortega Murillo a permitir el libre flujo de información, «más aún en tiempos de crisis de Covid-19» y cesar las agresiones, amenazas y persecución a periodistas críticos e independientes, hicieron este viernes PEN Internacional, PEN América y PEN Nicaragua.

A través de un comunicado de alerta PEN Internacional y sus capítulos en América y Nicaragua denuncia que en Nicaragua persiste la restricción a coberturas informativas relacionadas con el Covid-19, la limitación a la información pública y las amenazas a periodistas críticos tanto en su trabajo como en el acceso a la salud pública.

Esto debilita la libertad de expresión en Nicaragua, y muestran a un Estado que toma medidas en contra de los derechos humanos, refiere.

Por lo que recuerda al régimen que «una prensa libre, además, es clave para dar una respuesta efectiva a la crisis sanitaria, dado su rol indispensable en el acceso a la información y promoción de la transparencia».

Al tiempo que demanda «garantizar la vida, el acceso a la salud y de sus demás derechos humanos tanto a los periodistas como a sus ciudadanos» y el respeto de los acuerdos firmados por el Estado de Nicaragua en la Declaración Universal de Derechos Humanos, Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Citatoria a mediación

El comunicado menciona que el periodista Sergio León, directivo de radio La Costeñísima fue citado a la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (DIRAC), del Poder Judicial, para responder a una mediación por injurias y calumnias, al tiempo que ya perdió la vida un periodista y al menos otros seis periodistas independientes están contagiados por sospechas de COVID-19.

Aparentemente la situación judicial que enfrenta León tiene que ver con un reporte sobre la situación del COVID-19. Y recuerda que este ha sufrido amenazas constantes por el trabajo que realiza.

Igualmente destaca el comunicado que el Centro PEN Nicaragua alertó el 27 de mayo que al menos seis periodistas independientes sufren contagio de COVID-19 «y no pueden acudir a hospitales públicos por miedo a represalias de las autoridades. Esta alerta fue consecuencia del fallecimiento de Gustavo Bermúdez, también a causa del Covid-19, quien usaba su programa de radio para dar información sobre la pandemia».

    Leave Your Comment Here