Pallais: Comicios sin condiciones en Nicaragua sería al estilo “castrochavismo”

“A once meses de la fecha establecida para elecciones generales, en Nicaragua no existen condiciones habilitantes o un medio ambiente apropiado para considerar que son factibles unas elecciones justas, libres y competitivas”, aseguró el doctor José Pallais durante la conferencia virtual sobre Derechos Humanos y Democracia en Cuba, Venezuela y Nicaragua, este 10 de Diciembre de 2020

Según Pallais, “la oposición carece de oportunidad para organizarse y comunicar sus mensajes, la represión se ha desbordado”.

Durante la actividad promovida por la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Fundación Memorial Víctimas del Comunismo, Pallais refirió que Cuba, Venezuela y Nicaragua están sometidas a regímenes totalitarios del mismo modelo de violaciones sistémicas y masivas a los Derechos Humanos.

“Los tres son dictaduras electorales; si bien se organizan elecciones, el fraude institucionalizado mediante manipulación previa y permanente de todos los mecanismos electorales impide al pueblo el ejercicio de su soberanía mediante el voto, conculcando su derecho a elegir a sus autoridades y por ende de gozar de la democracia y de todos los derechos que solo ésta garantiza”, dijo Pallais.

Recordó, que en Nicaragua ha incrementado el deterioro de las instituciones democráticas y los derechos humanos y no se avizora la posibilidad de  “negociaciones inclusivas y oportunas sobre reformas electorales significativas y consistentes con los estándares internacionales aplicables”.

Y para que en Nicaragua haya verdaderas elecciones, expresó Pallais, es necesario el cumplimiento de una serie de procesos pues de lo contrario, los comicios serían “una nueva farsa al estilo del Castrochavismo”.

“La oposición en Nicaragua cree en la democracia, ha rechazado el uso de la violencia y está dispuesta a participar en elecciones bajo estándares democráticos internacionales, ya ha propuesto las líneas básicas de una reforma electoral profunda, pero el tiempo se agota, Ortega no cree en la democracia, no está listo y no está dispuesto a colaborar con la OEA en dar los pasos necesarios para que en el 2021 podamos salir de la crisis en forma cívica y democrática”, sostuvo Pallais.

“El fraude sistémico ha sido perfeccionado con medidas legales, exclusión e intromisión en conflictos internos de los partidos y restricciones que no permiten participar bajo reglas justas y equitativas, haciendo imposible hasta ahora una competencia equilibrada”, añadió.

    Leave Your Comment Here