Orteguismo en la Asamblea Nacional aprueba autoamnistía, “una ley de impunidad”

Orteguismo en la Asamblea Nacional aprueba autoamnistía, “una ley de impunidad”

La aplanadora orteguista en la Asamblea Nacional se garantizó la impunidad de los crímenes perpetrados durante la represión en el país desde abril del 2018 a la fecha, al aprobar la llamada ley de autoamnistía.

Paramilitar ataca a balazos a expreso político en Jinotega
A diez años de la muerte de Alexis Argüello, persiste reclamo de justicia por parte de su hija
¿Bajo qué tipo de chantajes sometió el régimen al Viper?

La aplanadora orteguista en la Asamblea Nacional se garantizó la impunidad de los crímenes perpetrados durante la represión en el país desde abril del 2018 a la fecha, al aprobar la llamada ley de autoamnistía.

Mientras aún se realizaba el debate en el Parlamento, la Alianza Cívica reaccionó con un comunicado en el que sostuvo que la misma “es una ley de impunidad” porque el régimen “pretende proteger los crímenes que ha cometido a través de sus instituciones, estructuras partidarias y paramilitares”.

La ley es contraria a la Convención Americana de Derechos Humanos suscrita y ratificada por el Estado de Nicaragua, pues impide la investigación y sanción a los responsables de graves violaciones de derechos humanos, refiere la Alianza Cívica.

Durante el debate, los diputados de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), insistieron en resaltar las amenazas que encubre el régimen con esta ley, pues en el artículo 3, de la misma establece que los beneficiados deben abstenerse de participar en nuevas protestas.

El mencionado artículo establece que “las personas beneficiadas por la presente ley deben abstenerse de perpetrar nuevos hechos que incurran en conductas repetitivas, generadas de los delitos aquí contemplados. La inobservancia del principio de no repetición, trae como consecuencia la revocación del beneficio establecido por la ley”.

Es inconstitucional

Esto lo consideró como inconstitucional el diputado liberal Maximino Rodríguez, quien expresó, que con este artículo les están diciendo a los presos políticos que sus derechos ciudadanos de movilización están inhibidos.

Rodríguez les señaló a los orteguistas, que así como a los presos políticos les han excarcelados con arresto domiciliar, “ustedes también van a tener el país por cárcel, porque el delito de lesa humanidad no prescribe”.

La diputada Adilia Salinas también hizo énfasis en el referido artículo, pues dijo, es una advertencia a los presos políticos que si vuelven a participar en protesta, serían encarcelados.

Wálmaro recita parte del Padre Nuestro

El diputado del oficialismo Wálmaro Gutiérrez, en su defensa de la ley hizo una manipulación retorcida del cristianismo en cuanto al perdón y hasta llegó a recitar parte del Padre Nuestro.

Y advirtió: “si no querés la ley del talión, la ley del perdón es la que nos queda”.

Gutiérrez también justificó la figura de la no repetición en el artículo 3, alegando que esto es porque el beneficiado debe reinsertarse como un ciudadano útil a la sociedad.

Busca la paz y el perdón, según Castro

“Un acto soberano que busca la paz y reconciliación (…) el perdón y no repetición”, defendió el diputado orteguista Edwin Castro, que aseguró el proyecto ha sido falseado por los medios de comunicación.

Castro la arremetió contra los diputados del PLC, por haber emitido el viernes un comunicado en rechazo a la iniciativa de amnistía. Y les acusó que no quieren defender a sus militantes presos a quienes dijo, les mandaron a delinquir.

Lo que ocurrió fue un estallido social de miles de nicaragüenses encabezados por estudiantes y campesinos, reaccionó la diputada María Haydeé Ozuna.

Al rechazar la ley, el único diputado del Partido Conservador, Alfredo César expresó que las 52 amnistías anteriores a lo largo de la historia, han sido aprobadas después de conflictos armados entre dos bandos.

Sim embargo, “son las amnistías unilaterales que no tienen la fortaleza ni jurídica, ni ética, ni política para permanecer en el tiempo”, afirmó César.

Las víctimas y sus familias deben conocer bien lo que dijo la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo César, en cuanto a que el gobierno tiene el deber de garantizar la rendición de cuentas para las víctimas.

“La expresidenta socialista de Chile, la señora Michelle Bachelet, quien confirma también el rechazo de su oficina a esta ley de amnistía unilateral, porque de acuerdo a la evidencia de Naciones Unidas lo que hubo fue el uso excesivo de la fuerza represora del Estado y sus diversas manifestaciones”, sostuvo César.

Rechazo previo

De previo la Unidad Nacional Azul y Blanco rechazó la amnistía, la que consideran una ofensa para las víctimas de la represión.

La Alianza Cívica requirió de una comisión de la verdad imparcial y creíble, así como una Fiscalía especial e instalación de un sistema de justicia transicional y el compromiso del Estado de no repetición.

La Alianza también exigió el cumplimiento de los acuerdos suscritos el 27 y 29 de marzo, que implica la liberación total y definitiva de los presos políticos y el ejercicio pleno de los derechos y garantías ciudadanas.

A su vez, la Unidad Nacional insta a la comunidad internacional a tomar nota de la aprobación de la ley de amnistía, que constituye “una confesión del régimen de su conducta criminal de culpabilidad frente a la represión y muerte que desató desde el 18 de abril a la fecha, para la cual quiere conseguir impunidad mediante amnistía”.


COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0