“No olvidar” expulsiones de las universidades públicas insta Movimiento Acción Universitaria

A tres años de iniciadas las expulsiones de estudiantes universitarios en el país el Movimiento Acción Universitaria hizo un llamado a la población nicaragüense y a la comunidad internacional a “no olvidar este problema”, que estiman afectó en todo el país a unos 150 estudiantes universitarios, de estos 82 de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN Managua).

Acción Universitaria recuerda que en agosto de 2018 el Consejo Universitario de la UNAN Managua reconoció que en sesión extraordinaria 13-2018 había sido acordado la expulsión de 82 estudiantes.  

En referencia a una carta suscrita el 20 de agosto por el secretario general de la UNAN Managua, Luis Alfredo Lobato dirigida al director de registro Académico de esa casa de estudios, en la que confirmó la sanción aplicada a 82 estudiantes de los cuales solo a cuatro de ellos decidieron que los expulsarían por un año. Hasta ahora no hay información que algún estudiante haya sido reintegrado.

De acuerdo a esa carta de Lobato,  el Consejo Universitario emitió la resolución tras conocer un informe presentado por una Comisión Especial, la que fue creada para tal fin durante una sesión extraordinaria del 7 de agosto 2018 y que le tomó 10 días para investigar.

En la misma el secretario general asegura que la comisión se fundamentó en el Código de Ética Institucional, en el Reglamento de Disciplina Estudiantil artículo 7, inciso d y f, se tipifican como “muy graves”. 

Una investigación suscrita por varias organizaciones, titulado Las evidencias de un Estado totalitario: Violaciones de los derechos humanos en universidades públicas de Nicaragua presentado en marzo de 2021 refiere que las universidades públicas de Nicaragua corresponden a uno de los sectores que han sido víctimas de represalia por su participación activa  en respaldo de las protestas sociales que iniciaron en abril de 2018.

En el documento se señala que muchos estudiantes fueron incluidos en lo que se califica como “listas negras” y   otros incluso sufrieron cárcel por su participación en las protestas sociales. Las formas de expulsión de estudiantes de universidades públicas, por haber participado en las protestas es variada y mayoritariamente afectó a la UNAN Managua y UNAN León.

Devuelvan derechos violentados

Acción Universitaria destaca que cada día que pasa para los expulsados y sus familias el problema empeora cada vez más.

Ese Movimiento aprovecha esta fecha para exhortar a las autoridades universitarias y al Estado de Nicaragua a que desistan de la instrumentalización política de los centros de educación superior y sean restituidos todos los derechos de los estudiantes expulsados, sea garantizado el derecho humano a la educación, a la no discriminación y la autonomía universitaria.

Tras lamentar que a medida que pasa el tiempo este tema como el de los desaparecidos, presos políticos, exiliados ha sido sustituido por los vinculados a asuntos electorales, por lo que ese movimiento señala, que continúan alzando la voz, “para que la problemática de los expulsados no quede en el olvido”.

“No se trata de una cuestión personal de las víctimas sino de una responsabilidad compartida tanto por la sociedad como del Estado nicaragüense. Son más de 150 estudiantes privados del derecho a la educación superior por temas políticas tal como reporta la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), esto a su vez representa más de 150 familias víctimas de dicha arbitrariedad”, sostiene Acción Universitaria.

    Leave Your Comment Here