No cesan las denuncias ante organismos de DDHH sobre actuaciones arbitrarias de la Policía del régimen


Más de 72 horas llevan detenidos de forma arbitraria en celdas del Chipote, el veterinario Denis Antonio García Jirón y Bernardo José Ramos, y sus familiares demandan que les dejen verles para conocer sus condiciones.

Timotea del Carmen Jirón denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), que únicamente les explican que están en investigación, por lo que ella preguntó: “¿investigación de qué?”.
“Exijo ver a mi hijo”, demandó Jirón.

García un veterinario cirujano, tiene 30 años, y fue detenido el sábado 12 de octubre en el kilómetro 13 y medio carretera a Masaya y como ha ocurrido en otros casos los familiares lo consideraron que estaba desaparecido, luego lo localizaron en El Chipote donde les explicaron que estaba en los siete días de investigación.

La abogada Nohemí Guerrero, resaltó que ambos fueron detenidos sin ninguna orden de captura, por lo que de forma reiterada la Policía sigue violentando las normas constitucionales y procesales nadie puede ser detenido e investigado posteriormente.

Guerrero refirió que presentaron un recurso de exhibición personal para ambos detenidos. La abogada del CENIDH, Julia Baltodano destacó que a ambos se les violan sus derechos a la integridad personal, salud y al debido proceso.

En el caso de Ramos no le ha permitido que la familia les pase el medicamento pues es hipertenso y diabético, bajo el alegato que cuentan con atención médica.

Y comentó que en una ocasión un policía le expresó a sus familiares: “Él ya está viejo y tiene que sobrevivir”.

Asedio por más de un año

Mientras Teresa del Carmen González Vivas, quien habita en el empalme de Boaco, denunció en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH),el constante asedio del cual es víctima desde hace más de un año. Menciona que en octubre pasado la policía allanó su casa, bajo el pretexto de buscar armas de fuego. Luego ha continuado la vigilancia, el acoso de parte de paramilitares encapuchados y policías que constantemente le fotografían.

“Por pensar diferentes, somos autoconvocados del Empalme de Boaco, ellos no respetan la opinión de cada quien”, dijo González.

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, condenó este tipo de hechos que calificó de “abusivos” y destacó que la situación denunciada por González “es insostenible” y es lo que le sucede de forma reiterada a muchos nicaragüenses.

    Leave Your Comment Here