Migrantes en manos de los coyotes en frontera nicaragüense costarricense

Alrededor de 51 puntos de la frontera Costa Rica Nicaragua, son utilizados para el paso irregular de migrantes en la frontera de ambos países en la que han sido identificados grupos binacionales que están dedicados a esta actividad ilícita y lucrativa.

Un estudio realizado por Fundación Arias identifica que en la frontera de ambos países la actividad la realizan los llamados “coyotes”, que “directamente pagan a agentes policiales (CR) o del Ejército (NI) para que faciliten los tránsitos. Pero también hay miembros del Ejército que los orientan y los llevan a los trillos y avisan sobre la presencia de Fuerza Pública”.

El estudio “Coyotaje en la frontera norte”,  logra identificar que los son de escasos recursos económicos, quienes pagan a los llamados coyotes y a los llamados “piratas o talibanes”. Los coyotes son los que propician el traslado e introducción de personas en forma ilegal, sin los respectivos documentos migratorios, a otros países, mediante el pago de dinero y también participan en gestionar las citas de refugio.

En tanto los talibanes o piratas,  son organizaciones de transportistas que trasladan a grupos de migrantes ya en territorio costarricense, con rutas de hasta 10 kilómetros, bordando retenes policiales. Estos tienen contacto con transportistas del otro lado de la frontera.

Muchas de las rutas utilizadas son empleadas para otros ilícitos como tráfico de drogas y otras migraciones indica el informe.   

Las autoridades costarricenses no consideran que haya articulación entre grupos organizados en Nicaragua y Costa Rica para el traslado de personas que ingresen de forma irregular.

El costo de traslado entre Nicaragua y Costa Rica por ejemplo puede oscilar entre cinco dólares, 33 dólares a 250 dólares según el destino final.

De acuerdo al estudio, por parte del gobierno de Costa Rica no existe una política clara en relación a la atención de la situación migratoria de las personas nicaragüenses, “el tráfico de ilícito de migrantes no pareciera ser una prioridad de atención”.

    Leave Your Comment Here