Acción urgente para que crimen de líder indígena Mayangna no quede en impunidad

Una acción urgente para exigir al régimen “una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial” sobre el asesinato de Nacilio Macario, ha promovido el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, “con el fin de identificar a los responsables intelectuales, llevarlos ante un tribunal competente, independiente e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la Ley”.

“La investigación debería priorizar la hipótesis de que estos crímenes sean producto de sus actividades de defensa de derechos humanos, tal y como establecen los estándares internacionales en materia de derechos humanos”, dice el Observatorio.

Según las informaciones recibidas, el 14 de noviembre de 2020, en horas de la mañana,   Macario líder indígena Mayangna originario de la comunidad Musawas de Sauni As, ubicada en la Reserva de Biosfera Bosawás, fue asesinado por un grupo de personas desconocidas cerca del río Wiwina, donde realizaba tareas de protección y custodia de una parcela de tierra para evitar su ocupación ilegal por parte de personas no indígenas.

“El Observatorio subraya que el asesinato del señor Macario se enmarca en un contexto de ataques, desplazamientos forzados, intimidaciones y amenazas contra los pueblos indígenas Mayanga y Mískitu de la Reserva Bosawás, cuyos territorios son atacados y ocupados de manera sistemática e ilegal por parte de grupos no indígenas para la explotación minera, forestal y para la ganadería”, explica el Observatorio.

Al tiempo que demanda sea puesto fin a todo tipo de ataques, actos de hostigamiento, amenazas e intimidación contra las personas y comunidades defensoras de los derechos indígenas de la Reserva de Biosfera Bosawás y  que sean adoptadas de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar su seguridad e integridad física y psicológica. 

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, es un programa conjunto de la FIDH y de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en Nicaragua.

Y recuerda que  en marzo de 2020 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo un llamado al Estado de Nicaragua a poner fin a las violaciones de los derechos de las personas y comunidades indígenas de la costa Caribe, a avanzar en el saneamiento de las tierras indígenas tituladas y a investigar y sancionar a quienes cometen las agresiones contra los líderes y comunidades indígenas.

El Observatorio ha conocido que desde el inicio de la crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19, las agresiones contra las comunidades Mayangna de la Reserva de Bosawás han aumentado, incluidos los desplazamientos forzados de treinta familias de la comunidad de Sangni Laya.

    Leave Your Comment Here