La violencia política es la principal amenaza a la seguridad del país

Desde 2018 hasta la fecha la principal amenaza a la seguridad de los nicaragüenses la representa la violencia política, en especial con las acciones de represión y la imposición del Estado de excepción de facto, asegura la socióloga y especialista en temas de seguridad, Elvira Cuadra.

“Eso hace que tengamos como escenario de inseguridad, violencia caracterizado por la represión e incremento de la delincuencia común. Hay nuevas formas de funcionamiento del crimen organizado especialmente el narcotráfico”, dijo Cuadra quien identificó nueve fases de represión durante este período-

El aumento de la violencia por parte del régimen también ha aumentado la percepción de inseguridad entre los ciudadanos, estimó Cuadra quien no descarta que debido a que el 2021 será año electoral, aumente la violencia en el país sobre todo por parte de la Policía, pues hay antecedentes de que esto ha ocurrido en campañas pasadas.

A esto se suma la preocupación por la presencia de grupos paramilitares que Cuadra considera actuarán en ese momento, “si no se logran desarmar y no se controlan antes que inicie la campaña electoral”.

Varios factores de riesgo

Y es que según Cuadra, los paramilitares y la impunidad con que actúan representan uno de los factores de riesgo que inciden en la violencia e inseguridad que sufre la población, sumado a esto está la presencia de armas de fuego y de guerra, la liberación de privados de libertad vinculados a delitos comunes, aunque aclaró que no todos cometen delitos y  la Policía que pasó a convertirse en un aparato represor.

Los paramilitares y la impunidad con que actúan es considerado por la especialista Elvira Cuadra como uno de los factores de riesgo para la seguridad en el país.

Cuadra recordó que el país está en un contexto donde  aún arrastra la crisis de 2018 y se suma la causada por la pandemia por COVID-19 con efectos sanitarios y humanos.

Y aunque la especialista no descarta que la crisis económica que se agudizará como resultado de la pandemia “habrá un desmejoramiento en las condiciones de seguridad, y vamos a tener un incremento de la violencia en Nicaragua”. Pero insistió en que a su criterio no está vinculado al tema de la pobreza sino en que la Policía no cumple con su rol de garante de la seguridad ciudadana.

Cuadra piensa que el régimen no ha asumido con responsabilidad la situación de la pandemia, como tampoco ha buscado una solución pacífica a crisis sociopolítica que arrastra la existencia de los paramilitares y la portación de armas de guerra.

Y supone que muchos de los hechos de violencia”que estamos viendo están siendo realizados por gente que ha participado en grupos paramilitares que tienen armas de fuego y que están organizados y que ahora no solo están realizando actos de violencia política sino que cometen acciones que corresponden a hechos de violencia”.

 La situación de los prisioneros liberados es una situación bastante similar, refirió Cuadra , aunque reconoció que no todos han cometido delitos pero una parte si ha reincidido por diversas razones.

Durante este período destaca la utilización de armas de fuego  por parte de civiles en hechos de violencia como asesinato y robos con intimidación, que han tenido un crecimiento alto, que son factores de riesgo que considera Cuadra influyen en la percepción de  inseguridad y  violencia.

De acuerdo al Anuario Estadístico 2019 de la Policía, en 2019 fue denunciada la ocurrencia de 4, 585 robos con intimidación, mientras en 2018 fueron reportados  3,989 de ese tipo de delitos. “Los asaltos han crecido significativamente entre el 2018 y 2019” expresó la especialista.

A su vez la Policía registró oficialmente 152 asesinatos muy por debajo de los 303 que reconoció oficialmente en 2018, asì como la ocurrencia de 363 homicidios en 2019, mientras en 2018 reportó 379.

Cuadra destacó que la Policía  no reconoce mayor incremento en la tasa de homicidio, pues asegura que pasó de 11 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2018,  a 8 por cada 100,000 habitantes, en 2019.

 Y una de las situaciones más críticas de la violencia que ocurre en el país Cuadra considera que está concentrada en las zonas rurales sobre todo en algunos sectores del norte del país como Wiwilí y San José de Bocay.

    Leave Your Comment Here