Ahora Portada

Juzgado notifica a periodista de acusación que ya era pública

Este miércoles la jefa de prensa de La Costeñísima, la periodista Kalua Salazar fue notificada por el Juzgado Local Penal de Bluefields de la acusación por calumnias presentada en su contra en ese recinto. Sin embargo, periodistas oficialistas de esa localidad tenían conocimiento de la misma mucho antes que esta fuese notificada.

La organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), emitió un pronunciamiento en respaldo de Salazar, señala igualmente que conoció de la acusación a través de  una publicación en la página de Facebook de Radio Bluefields Stéreo, propiedad del Gobierno Regional de la Costa Caribe Sur.

La denuncia es por la difusión de una nota titulada: “Se destapa Corrupción en la Alcaldía del Municipio El Rama», el pasado 04 de agosto de 2020, señala PCIN que refiere que la acusación fue presentada y entregada en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas y Escritos (ORDICE), por el abogado Denis José Báez Sevilla.

La notificación entregada a Kalua Salazar tiene fecha de 12 de agosto de 2020.

El abogado representa a Julia Elena Zeledón Siu, Shamia del Socorro Ruíz y Cinia Griselda Centeno, quienes mencionan “ser víctimas del delito de Calumnia, lo que les ha afectado en la honra, moral y psicológicamente”. 

“A PCIN le preocupa que este caso sea instrumentalizado para continuar la campaña de asedio y persecución política contra Radio La Costeñísima, la cual se ha intensificado en los últimos meses”, refiere el pronunciamiento de PCIN.

La organización periodística también recuerda que el artículo 68, de la Constitución Política de Nicaragua, establece que  los nicaragüenses tienen derecho de acceso a los medios de comunicación social y al ejercicio de aclaración o réplica cuando se sientan afectados en su honor, reputación e imagen por la difusión de contenido informativo. “Tenemos la certeza que en Radio La Costeñísima hay micrófono abierto para hacer uso de este derecho”, dice PCIN que expresa su solidaridad con Salazar y deja claro que le acompañará en todo este proceso. 

A su vez PCIN señala que Sergio León Corea, fallecido director de Radio La Costeñísima, fue demandado por injurias y calumnias el pasado 28 de mayo cuando batallaba contra la COVID19, enfermedad que le causó la muerte. “Antes de que esto sucediera, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través de sus operadores políticos, pretendieron matarlo civilmente, pero Sergio resistió hasta el último día de su vida”, indica el pronunciamiento.

“PCIN demanda el cese de las agresiones, vigilancia, hostigamientos, persecuciones y amenazas sistemáticas contra Radio La Costeñísima y su personal, que pretenden silenciar a esta emisora. PCIN no descansará en mantener la denuncia pública nacional e internacionalmente y seguirá documentando todas estas agresiones”, expresa PCIN. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X