Ahora Portada

 “Gritería chiquita” en León cumple 75 años

Leoneses también han retomado las peregrinaciones al Volcán Cerro Negro. Fotografía; Archivo Cortesía/Voces En Libertad.

La “Gritería chiquita”, conocida como gritería de penitencia en León, cumple 75 años este 14 de agosto y su celebración se realiza en la víspera de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. La tradición se ha extendido a otras ciudades del país y evoca el fervor mariano que se vive el 7 y 8 de diciembre en todo Nicaragua.

La tradición en León empezó después de un mes de erupciones del Volcán Cerro Negro cuando sus cenizas amenazaban con sepultar la ciudad de León, de acuerdo a los católicos leoneses.

“La Gritería chiquita o de Penitencia” es una celebración mariana que data desde 1947, cuando  centenares de fieles se congregaron en la Catedral de León a una rogativa guiada por el obispo de la diócesis, monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, quien imploró a María Santísima, su intercesión para que cesara la furia del volcán y le prometió celebrar todos los años una “Gritería de Penitencia”, como la tradicional del 7 de diciembre.

Según la historia el ruego fue escuchado y monseñor Oviedo eligió como fecha para pagar su promesa, el 14 de agosto, víspera de la Asunción de María.

En celebración de esta fecha el Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, tras el grito de “¡¿Quién causa alegría?!”  invitó a su feligresía preparar un pequeño altar en sus hogares, rezar el Santo Rosario o al menos dedicar un Ave María a la Virgen María, para que este 14 y 15 de agosto, “sean dos días de intensa de oración”.

Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, insta a su feligresía a dos días de «intensa oración», con motivo de la «Gritería Chiquita» en solemnidad de la Asunción de María.

Identidad cultural 

Hace nueve años también fue retomada la tradicional romería a las faldas del Volcán  Cerro Negro para desde las faldas del mismo hacer el grito de fe “¡¿Quién causa tanta alegría?!” Y responder:  “¡La Asunción de María!”.

Jacinto Sebastián Salinas, gestor cultural de la ciudad de León, junto a la cooperativa “Pilas del Hoyo” del Volcán Cerro Negro y la iniciativa “León una ciudad por descubrir” han  promovido y organizado la novena peregrinación de fe al coloso, en el marco de los 75 aniversarios de la celebración mariana. 

“Todo el pueblo católico estará levantando sus altares para recordar este evento histórico ocurrido en 1947 cuando León estaba sufriendo los embates causados por la caída de arena y lava producto de la erupción del volcán Cerro Negro. Son nueve años realizando esta peregrinación, pero la habíamos suspendido desde el 2020 con el inicio de la pandemia del coronavirus y en este 2022 la estamos retomando junto al pueblo de occidente para fortalecer los valores y símbolo de la fe católica que viene celebrándose de generación en generación como parte de la identidad cultural de los nicaragüenses”, manifestó el gestor cultural. 

Colaboración Voces En Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X