“Fue acto terrorista”, reafirma Arquidiócesis de Managua

Aunque la Policía intenta convencer que no hubo mano criminal en el atentado perpetrado en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, a través de un comunicado la Arquidiócesis de Managua al repudia el hecho lo califica como  “acto terrorista”, perpetrado contra el Santísimo Sacramento y donde la histórica imagen de la Sangre de Cristo fue calcinada en su totalidad.

En el comunicado señala la Arquidiócesis de Managua que el incendio fue provocado “por un artefacto todavía no identificado, pero de una fuerza destructiva y contundente en la que se reconoce un acto premeditado y planificado, por una persona experta en manipular este tipo de objeto siniestro”.

La Policía en la nota de prensa indica que encontraron un atomizador de plástico con alcohol que extrañamente está intacto, mientras todo el interior de la capilla fue destruido incluida la imagen de la Sangre de Cristo que había resistido a varios terremotos a lo largo de 382 años.

“Los daños contra la fe del pueblo católico, exigen un análisis a fondo, para esclarecer los autores intelectuales y materiales de este acto macabro y sacrílego”, refiere la Arquidiócesis de Managua.

A su vez la Arquidiócesis le pide “al pueblo creyente estar atento a las orientaciones del señor Arzobispo en los próximos días, para dar respuesta desde la defensa de la integridad de la fe al sentimiento de dolor e impotencia que sufrimos”.

La Arquidiócesis descarta la hipótesis de un incendio accidental y reiteran lo aseverado por el cardenal Leopoldo Brenes, recién perpetrado el atentado, que en la Capilla no hay velas encendidas.

“Según el testimonio de personas presentes en el lugar de los hechos, el desplazamiento que el

sujeto realizó, previo a la acción criminal y la forma de escapar, indican que tenía un claro objetivo de realizar el ataque”, destaca el comunicado.

Y apunta que esta acción “ofende y hiere profundamente la piedad de todo el pueblo católico

nicaragüense, al ser esta imagen de Cristo crucificado una de las más amadas y veneradas por

los fieles, a quienes ha acompañado por más de trescientos años en Managua”.

Y se suma a una serie de actos sacrílegos y de asedio a los templos, que considera “es una cadena de sucesos que reflejan el odio a la Iglesia católica y su labor evangelizadora”.

    Leave Your Comment Here