Fiscalía busca armar expediente contra la Fundación Violeta Barrios con declaraciones de periodistas

La Fiscalía cambió el término de testigos a implicados en la causa abierta de supuesto lavado de dinero en contra de la Fundación Violeta Barrios a las periodistas María Lilly Delgado y Lourdes Arróliga junto a Guillermo Medrano, debido a la negativa de estos de declarar ante esa institución del régimen sin la presencia de un abogado.

No obstante, de acuerdo a los citados la mañana de este martes hubo mucha insistencia de los fiscales de que declararan en calidad de colaboradores lo que deja entrever que la Fiscalía busca usarles como testigos para poder armar su expediente contra la Fundación Violeta Barrios.

“Yo soy reportera como todos ustedes, vengo aquí protegida de mi coraza de la verdad, tengo más de 28 años de ser periodista independiente y de trabajar por el periodismo independiente de mi país, yo no sé de que me pueden acusar, yo no se en calidad de testigo estoy aquí, no sé de qué lavado de dinero hablan”, sostuvo Delgado.

Delgado reporta como periodista freelance para cadenas televisivas extranjeras como Univisión y apoya con programas de capacitación al periodismo nacional. En tanto Arróliga y Medrano, trabajaron en programas de la Fundación.

Delgado explicó, que después de varios años de permanecer fuera del país, regresó  para compartir los conocimientos  adquiridos, lo  cual dijo: “Eso no es un delito que los periodistas nos profesionalicemos que los periodista nos modernicemos en esta época, en esta era digital tan cambiante, requiere para todos para estar informando de una manera veraz y una manera ética y eso es lo que ha sido mi carrera”.

Sobre su citatoria la reconocida periodista consideró, que “está dentro de un plan para silenciar y para intimidar todo tipo de voz crítica  todo tipo de voz que denuncie la crisis que vive Nicaragua, la crisis sistemática de violación de derechos humanos (…) esa no es noticia falsa, nosotros reportamos lo que las organizaciones también están diciendo en el extranjero, de que Nicaragua vive un estado policial y lo viven los ciudadanos también, eso no es noticia falsa”.

Ninguno de los citados dijo que hubiese sido  informado sobre los motivos por los que fueron citados a declarar, pero si coincidieron en que los fiscales les insistieron en que declararan en calidad de colaboradores en el proceso abierto contra la Fundación Violeta Barrios y cuya cara visible es la aspirante presidencial Cristiana Chamorro.

 “Yo firmé una declaración, de la cual no me dieron copia, donde digo estoy dispuesta a colaborar con las autoridades en este proceso siempre y cuando esté un abogado presente (…) porque nosotros como ciudadanos necesitamos garantía jurídica (…) porque como reporteros ustedes saben existen múltiples  informes de organizaciones internacionales que cuestionan la falta de independencia de la Fiscalía de la República del régimen de Daniel Ortega”, aseguró Delgado.

Por su parte Arróliga explicó que  a los cuatro funcionarios presentes y quienes no se identificaron, entre ellos un policía, les alegaron  que dado que hubo cambio en la condición de la citatoria de testigos a imputados “nos apegábamos al artículo 34, de la Constitución y nos reservamos el derecho a no declarar”.  

Este martes la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua denunció la criminalización de labor periodística en el país,

    Leave Your Comment Here