Estado de Nicaragua demanda a Corte IDH que mande archivar medidas provisionales para comunidades miskitas

El Estado de Nicaragua intenta que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), archive las medidas provisionales otorgadas a ocho comunidades indígenas del Caribe Norte víctimas de la violencia provocada por la invasión de colonos /terceros, de acuerdo a un informe remitido a ese tribunal el 10 de agosto de 2021, según informó el Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN), en un boletín de prensa,

Igualmente el Estado de Nicaragua busca desconocer al Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN), que junto al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) han mantenido la representatividad de los indígenas miskitos ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos desde 2015 a raíz del incremento de la violencia por el despojo de las tierras indígenas por parte de colonos /terceros en 12 comunidades de los territorios Wangki Twi Tasba Raya, Wangki Li Aubra, y Wangki Li Lanni, en el municipio de Waspam, en el Caribe Norte.

El Estado de Nicaragua  alega  que CEJUDHCAN y CEJIL carecen de legitimidad para representar a las comunidades indígenas, y que con sus observaciones así como las de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos buscan difamarle, refiere el último boletín de septiembre de 2021 publicado por CEJUDHCAN.  

Durante este período el Estado de Nicaragua ha rehuido sus obligaciones de proporcionarle seguridad a los indígenas miskitos que desde entonces han sido asediados, intimidados y víctimas de actos violentos que han terminado en secuestros, asesinatos, violaciones, desapariciones y desplazamiento forzado de miles de indígenas miskitos, señala CEJUDHCAN en su boletín de prensa.

El Estado de Nicaragua alega que CEJUDHCAN y CEJIL no gozan de la legitimidad para representar a las comunidades indígenas de Santa Clara, Esperanza Río Wawa, Esperanza Rio Coco, Wisconsin, Francia Sirpi, San Jerónimo, Klisnak y Wiwinak, ni de los territorios indígenas de Wangki Li Lamni, Wangki Li Aubra y Wangki Twi / Tasba Raya, beneficiarias de medidas provisionales por parte de la Corte IDH.

Pese a todo, recientemente CEJUDHCAN solicitó a la CIDH pida medidas provisionales para la Comunidad Indígena de Santa Fe, tras el incidente registrado a mediados de junio donde colonos asentados en el Cerro Mokó asesinaron a un joven y lesionaron a otro. Santa Fe junto a Cocal, Naranjal y Poo Paiwas tienen medidas cautelares de la CIDH.

Exclusión y discriminación

La publicación de CEJUDHCAN también expone como la exclusión y la discriminación que aún experimentan los pueblos indígenas en el Caribe nicaragüense, en particular las comunidades de los territorios indígenas del municipio de Waspam,  vulnera los derechos humanos de los indígenas.

Por ejemplo, en las comunidades río arriba de Waspam no solo carecen de clínicas adecuadas, sino que solo cuentan con pequeños puestos de salud donde son atendidos por enfermeras, los que no son abastecidos de medicamentos que responda a las necesidades de los comunitarios.

Este tema  lo remarcó la presidenta de CEJUDHCAN, Lottie Cunningham, durante un encuentro promovido por esa organización y al que asistieron alrededor de 200 indígenas miskitos entre autoridades comunitarias, promotores de derechos humanos y representantes de la comunidad, el pasado 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

“No tenemos una clínica que tengan medicamentos, que no tenemos educación bilingüe que no tengamos oportunidades a una vivienda digna, que no tengamos oportunidad de sobrevivir, porque ni siquiera la población puede ir a cazar y pescar libremente, no puede trabajar parcelas libremente por la invasión de los colonos a los territorios indígenas”, destacó en esa ocasión la defensora de los derechos de los indígenas.

Es por ello, que dijo Cunningham los pueblos indígenas luchan por que el Estado les deje administrar sus recursos, tener sus propias autoridades tradicionales y tomar las decisiones de su desarrollo.

“En el caso particular de Nicaragua, aunque tenemos una autonomía y tenemos un régimen de propiedad comunal estamos luchando como pueblos indígenas para que no haya injerencias en las elecciones de las autoridades tradicionales”.

En el encuentro también asistió la directora de CEJUDHCAN, Juana Bilbano, durante el cual junto con los representantes indígenas analizaron la problemática reinante en esos territorios como es la invasión de colonos por lo que reiteraron su demanda de saneamiento y respeto a la autonomía comunitaria.

También expusieron la imposición de los llamados gobiernos paralelos por parte del partido de gobierno, a través de los Comité de Liderazgo Sandinista (CLS), que responden a los intereses del partido y del régimen y desconocen a las autoridades comunitarias elegidas en asamblea comunal principal autoridad, de acuerdo a la tradición.

    Leave Your Comment Here