Ahora

EE. UU recomienda a sus ciudadanos “no viajar” a Nicaragua

En el nuevo aviso de viaje del departamento de Estado, de Estados Unidos debido a la pandemia de COVID-19, colocó a Nicaragua en Nivel 4, en el que recomienda a sus ciudadanos “no viajar” a este país al incluye al resto de Centroamérica.

Sin embargo, en el aviso de viaje sobre Nicaragua, no solo incide la situación de la pandemia, sino que el Departamento de Estado también recomienda a sus ciudadanos reconsideren los viajes a este país, “debido a disturbios civiles, delitos, disponibilidad limitada de atención médica y aplicación arbitraria de las leyes”.

Y aunque debido a la pandemia el Departamento de Estado levantó este jueves una alerta de viajes global debido al nuevo coronavirus aún mantiene en un listado de “no viajar” además de Nicaragua, a Argentina, Bahamas, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Guyana, Guayana Francesa, Haití , Honduras, México, Panamá, República Dominicana y Venezuela. 

El 19 de marzo, el Departamento de Estado emitió una alerta global Aviso de Nivel 4: No Viajar, el aviso de viaje más alto en el país, a causa de la pandemia de COVID-19.

Nivel 3 en cuanto a salud

 En este caso señala, que los Centros para la Prevención de Controles de Enfermedades (CDC), han emitido un Aviso de salud de viaje de nivel 3 para Nicaragua, debido a COVID-19.

El riesgo por la pandemia coloca a Nicaragua como un país no apto para viajar según Estados Unidos. Fotografía Antonio Ramírez.

Expresa el aviso de viaje que los hospitales públicos tienen poco personal. “Es posible que algunos hospitales en todo el país no puedan ayudar en emergencias. Y detallan que según los informes, las ambulancias se han negado a responder o se les ha negado el acceso a áreas con personas que necesitan atención de emergencia”.

Y explica, que los viajeros a Nicaragua pueden experimentar cierres de fronteras, cierres de aeropuertos, prohibiciones de viaje, órdenes de quedarse en casa, cierres de negocios y otras condiciones de emergencia dentro de Nicaragua debido a COVID-19.

Situación de inseguridad

Además refiere que “en toda Nicaragua, policías uniformados armados y violentos o civiles vestidos de civil que actúan como policías (“parapolicías”) continúan atacando a cualquiera que se considere contrario al gobierno del presidente Ortega”.

 Y se ha informado que el régimen y sus grupos armados detienen arbitrariamente a manifestantes prodemocráticos, “con acusaciones creíbles de tortura y desapariciones”, en especial contra  figuras de la oposición, sacerdotes, defensores de los derechos humanos y periodistas, menciona el aviso de viaje.

También incide la inseguridad en el país.

Y entre las arbitrariedades describe que buscan evitar que ciertas personas salgan de Nicaragua por aire o tierra, aprovechar la propiedad privada, buscar arbitrariamente en teléfonos personales y computadoras contenido antigubernamental y detener arbitrariamente a ciertas personas con cargos infundados de terrorismo, lavado de dinero y crimen organizado.

“Estos grupos policiales y parapoliciales a menudo se cubren la cara, a veces operan en grupos que suman cientos y usan vehículos sin marcar”, refiere el aviso de viaje, que aclara que las manifestaciones en oposición al régimen han sido declaradas ilegales, sin embargo, han ocurrido.

Al tiempo que explica, que fuerzas gubernamentales, como la Policía uniformada y los parapolicías “han atacado a manifestantes pacíficos que conducen a un número significativo de arrestos, lesiones y muertes. Se han producido saqueos, vandalismo e incendios provocados durante los disturbios”.

Y a esto le agrega, que los viajeros deben estar atentos a los riesgos de delitos violentos, como la agresión sexual y el robo a mano armada.

“La infraestructura deficiente en partes del país limita la capacidad de la Embajada para ayudar a los ciudadanos estadounidenses en emergencias”, por lo que recomienda al personal del gobierno de Estados Unidos evitar las manifestaciones.

Y advierte que “se pueden establecer restricciones adicionales en los movimientos del personal del gobierno de Estados Unidos en cualquier momento, según las circunstancias locales y las condiciones de seguridad, que pueden cambiar repentinamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X