Dos proyectos emblemáticos de la Alcaldía de Masaya están sin funcionamiento

Portón principal de Parque de Atractivo Familiar permanece cerrado. Fotografía: Voces En Libertad

Al menos dos proyectos emblemáticos de la Alcaldía sandinista de Masaya que según datos ante el Consejo Municipal requirieron de una importante inversión bajo el alegato de interés de atracción turística para la ciudad, actualmente están sin funcionamiento. En su momento estas obras fueron inauguradas con mucha pompa a favor del partido de gobierno,

El denominado parque de Gran Atractivo Familiar, inaugurado el 18 de octubre de 2017, tuvo un costo de ocho millones de córdobas y para adquirir ese terreno el fallecido alcalde sandinista Orlando Noguera Vega, informó al Consejo Municipal que la comuna realizaría un préstamo de 48 millones de córdobas.

El lugar resultó inadecuado porque allí funcionaba un vertedero, por lo que decidieron trasladar el proyecto a unos pocos metros de distancia de la zona original.

Esta infraestructura está ubicada de la Rotonda San Jerónimo 500 varas al norte, algunos vecinos aseguran que este lugar es utilizado actualmente para acumular desperdicios, por lo que cada día su infraestructura se va deteriorando y la pintura del mural de las paredes externas que dan la bienvenida a los visitantes se va desvaneciendo.

Otra obra que nunca arranca

En febrero de 2020, el mismo fallecido alcalde Noguera colocó la primera piedra de lo que hoy es el Parque de Ferias de Monimbó, cuyo terreno mide 1,480 varas cuadradas y fue adquirido a un costo de 2.5 millones de córdobas y se ubica cerca del empalme de la salida a la carretera a Los Pueblos.

Extraoficialmente se conoce que este parque costó alrededor de unos 10 millones de córdobas, sin embargo por el secretismo oficial no se han dado a conocer mayores detalles de dichas obras, mucho menos la cantidad exacta del dinero invertido. 

Este parque de ferias fue inaugurado el 4 de noviembre del 2021 y prometía ser uno de los lugares más concurridos tanto por turistas nacionales como extranjeros. No obstante,  no llenó las expectativas y el lugar luce en abandono, sin ningún tipo de actividad comercial.

Según el exconcejal opositor, Sergio Rosales, toda esta pérdida se debe a que no ha habido una buena planificación con los recursos económicos, al no haber priorizado otras necesidades de Masaya. En esto tiene que ver que las agendas son impuestas desde el gobierno central y en la realidad los proyectos no son consultados a la población.

“Ahí tenemos esos dos parques, están sin funcionar porque las ferias de artesanías se hacen en los diferentes parques de la ciudad. Si esto no era de urgencia ¿Por qué se construyeron si no les iban a dar uso?”, apuntó el exoncejal, quien refirió:  “Estos proyectos no se consultaron con los artesanos de Masaya, porque los accesos son complicados, incluso en uno de ellos ni siquiera pasa algún transporte urbano, ni señalización de qué está ese parque de feria”.

La comerciante Rosa López, indicó que los vendedores y artesanos necesitan abrirse a nuevos mercados que tengan fácil acceso y que el dinero invertido en ambos parques podría ser utilizado para dotarlos de herramientas y capacitaciones.

 “Hubieran hecho algún tipo de préstamos para los artesanos que están viviendo el día a día, esa es una buena inversión. Los turistas no quieren llegar a lugares donde haya mucha aglomeración a propósito de la pandemia, por eso considero que esas obras no ayudan en mucho y para variar no rinden cuentas de todo lo invertido”, sostuvo López.