CSE ve victoria de Daniel Ortega con un 74.99 % en sus resultados provisionales, en medio del rechazo de varios países

Votaciones 2021 en Managua. Fotografía: Voces en Libertad.

Mientras el Observatorio Urnas Abiertas estimó que en  Nicaragua triunfó el abstencionismo con un promedio nacional de 81.5 %, un primer  informe  con resultados provisionales del Consejo Supremo Electoral (CSE), al amanecer de este 8 de noviembre, le da la victoria a Daniel Ortega con 74.99 %, con una participación de 65.34 %  49.25 % de urnas escrutadas de un total de 13,459 Juntas Receptora de Voto.

De acuerdo al primer informe presentado por la presidenta del CSE, Brenda Rocha al FSLN, le siguen el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) obtuvo un 14.40 % de los votos, seguido por Camino Cristiano con 3.44 %, Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) 3.27 %, Alianza por la República (APRE)  2.20 % y Partido Liberal Independiente (PLI)1.70 %.

 En estas votaciones  más de 4.4 millones de nicaragüenses estaban  habilitados para votar.

Desde el mismo 7 de noviembre países como Costa Rica y Estados Unidos, se aprestaron a reconocer los resultados de estas votaciones a estos se han sumado la Unión Europea, España han reaccionado en rechazo a estas votaciones.

Una declaración del Alto Representante de la Unión Europea, Joseph Borrell, señala que las votaciones de este 7 de noviembre fueron “sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad”.

“La integridad del proceso electoral quedó anulada por el encarcelamiento, el acoso y la intimidación sistemáticos de precandidatos presidenciales, dirigentes de la oposición, líderes estudiantiles y rurales, periodistas, defensores de los derechos humanos y representantes de empresas”, señala parte de la declaración de Borrell.

“Pedimos a Daniel Ortega que devuelva la soberanía de Nicaragua al pueblo nicaragüense que es su titular legítimo”, refiere Borrell, que a su vez demanda “poner fin a la represión y restablecer el pleno respeto de los derechos humanos, incluido los derechos civiles y políticos”.

José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores de España, por su parte opinó que no puede llamarse ni elecciones lo desarrollado este 7 de noviembre en Nicaragua, sino que lo calificó de una burla.

“Una burla al pueblo de Nicaragua, una burla a la comunidad internacional y una burla a la democracia”, expresó el representante gubernamental de España quien recordó que no hubo verificación de estas votaciones, por tanto no tiene ninguna garantía para España ni para otros países de la comunidad internacional.

Estados Unidos calificó de “pantomima” las votaciones impulsadas en Nicaragua que consideró no fueron ni libres ni justas tampoco democráticas e hizo un llamado al régimen Ortega Murillo a adoptar medidas inmediatas para restaurar la democracia.

En tanto Costa Rica declaró: “Ante la ausencia de condiciones y garantías requeridas en democracia por acreditar para acreditar las elecciones como transparentes, creíbles, independientes , libres, justas e inclusivas, Costa Rica no reconoce el proceso electoral en Nicaragua, realizado el día 7 de noviembre de 2021”.

    Leave Your Comment Here