Ahora Portada

Cristiana Chamorro denuncia secuestro de exfuncionarios de la Fundación Violeta Barrios investigados por supuesto delito de lavado de dinero

Cristiana Chamorro, aspirante presidencial. Fotografía: Abigail Hernández, de Galería News.

Marcos Fletes y Walter Gómez,, excontador y exadministrador, respectivamente, de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro e investigados por supuesto lavado de dinero a través de esa organización que investiga el Ministerio Público fueron secuestrados este viernes denunció Cristiana Chamorro.

Hasta horas de la noche de este viernes, Chamorro y la abogada Orieta Benavides afirmaron que desconocen adónde fue conducido Fletes, quien fue secuestrado en el sector de Los Robles donde permanecía en una casa de seguridad y en ese momento se dirigía a un sitio cercano. No así en el caso de Gómez pues la Policía le aseguró a su esposa que «la esperaba mañana en Auxilio Judicial».

En el caso de Gómez la Policía rodeó la casa donde habita en la Colonia El Periodista y permaneció por cerca de hora y media. Según conoció Chamorro, un policía tocó con fuerza la ventana de la casa de Gómez, y les ordenó «abrime la puerta» y aunque solicitaron orden de allanamiento e increparon «¿a qué venís?», sin ninguna respuesta los policías del régimen incursionaron a la vivienda y la allanaron sin presentar orden judicial para sacar de forma arbitraria al exadministrador de la FVBCH.

Ambas acciones fueron ejecutadas casi al caer la noche de este viernes y Chamorro recordó que es la forma en que operan «las fuerzas tenebrosas (…) para intimidar a toda la familia».

Benavides aseguró que al momento del secuestro de Fletes este fue avasallado y maltratado sobre lo cual no existe justificación.

Imputan delito sin explicación clara

Sobre el delito de lavado de dinero que le imputan a través de la FVBCH, Chamorro durante el período 2015-2020 mencionó que hasta el 2018 el Ministerio de Gobernación les extendió constancia de cumplimiento, posterior a ello aunque presentaron sus informes no se los recibían, por tanto no les entregaron esa certificación,

Y al consultar ella que «¿cómo es que ahora nos están acusando en base a ese período?», la respuesta que obtuvo de uno de los funcionarios de Gobernación fue «seguro nos equivocamos». Mientras en la Fiscalía lee dijeron que no sabían que decirle, y por eso la estaban investigando.

Benavides destacó la violación de los derechos de los investigados que deben ser informados de manera precisa sobre la investigación y a ser escuchados y no coaccionados, como ocurrió el 21 de mayo cuando ambos exempleados se presentaron de forma voluntaria y fueron sometidos a intenso interrogatorio. Después de eso, dijo, fueron víctimas de acoso, sobre todo Fletes cuyo acoso concluyó en secuestro «que no fue tratado con la dignidad debida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X