COVID-19 agudiza crisis alimentaria en zonas de Nicaragua

Tras los meses de pandemia por COVID -19, en Nicaragua ha aumentado la demanda de alimentos para la atención de personas de escasos recursos  por parte de asociaciones benéficas existentes en el país, que según datos del Banco de Alimentos de Nicaragua pasó de 52,000 personas a 134, 000 personas.

Entre los sectores que están en mayor situación de vulnerabilidad están los habitantes del llamado corredor seco en Nicaragua, dijo José Ángel Rodríguez Cerda, coordinador del Banco de Alimentos quien  explicó que entre esas poblaciones con mayor necesidad de atención alimenticia están Jalapa, Somoto, Mozonte, San Juan de Limay y Telpaneca entre otras a las que han tenido que duplicar la ayuda en un mes. Igualmente menciona la atención  de sectores alejados de Wiwilí como La Pita y El Carmen.

Rodríguez Cerda dijo que ante el aumento de la demanda se vieron obligados a atender por ciclos de 50 mil por cada mes y “racionando un poco las cantidades hemos logrando ir compartiendo a la mayor parte de la población”, para poder llevar ayuda a quienes lo necesitan.

Esta asistencia la han podido lograr a través de una iniciativa impulsada por Walmart y ocho empresas donantes, que les permitió recolectar 18.5 toneladas de productos, como abarrotes, productos para el hogar y alimentos para mascotas entre otros, explicó María Marta Rodríguez Gómez, Coordinadora de Asuntos Corporativos de Walmart Nicaragua.

Banco de Alimentos de Nicaragua entrega asistencia alimenticia a 134,000 personas en diferentes zonas del país.

Las empresas que se unieron al esfuerzo de Walmart fueron Grupo Lala, E.Chamorro industrial, Cargill, Vilgatex, Compañía distribuidora de Nicaragua, Dinant, Nestlé, Pozuelo.

“Era necesario que nos sumáramos llevando este proyecto de iniciativa de impacto colectivo al cual invitamos a todas las empresas, socios proveedores comerciales de la empresa para que nos sumáramos a llevar donaciones a los bancos de alimentos”, dijo Rodríguez Gómez.

“Nuestros registros demuestran que nuestras necesidades son crecientes”, manifestó por su parte el coordinador del Banco de Alimentos, quien expresó que también impulsaron una campaña de tres días entre los clientes y público en general de PALI de Rubenia y Walmart carretera sur, con lo cual recibieron 756 kilogramos de alimentos.

Rodríguez Cerda instó a otras empresas que no se han sumado a este programa del Banco de Alimentos a sumarse para poder llevar ayuda a quienes lo necesitan. El programa es autosostenible, y la intención es que continúe mientras las empresas sigan poniendo de su parte y cuenten con la colaboración de las organizaciones sociales sin fines de lucro y más de 13, 000 voluntarios, dijo Rodríguez Cerda.

    Leave Your Comment Here