Coalición Nacional no avalaría una farsa electoral, dice Pallais

La Coalición Nacional no está dispuesta a participar en una nueva farsa electoral en el 2021, si no hay condiciones para elecciones que garanticen el voto de los ciudadanos, asegura el abogado José Pallais, quien apoya a esa organización.

Pallais considera, que aún hay tiempo suficiente para impulsar este año reformas profundas, tanto de la ley electoral como del Consejo Supremo Electoral, de acuerdo a las demandas de diversos sectores de la sociedad.

Recordó que la lucha es por una verdadera reforma electoral, que sea profunda, integral y democratizadora, con un amplio consenso con todas las fuerzas sociales y políticas del país.

Mientras eso no ocurra  “la salida de la crisis no se vislumbra”, indica el jurista quien recuerda que la reciente disposición del  Consejo Supremo Electoral (CSE), que calificó como una “medida inconstitucional, ilegítima”, no responde a las demandas de  “reconstruir totalmente los procesos electorales en el país”.

  • Pero si a lo largo de este período el régimen no hace caso, ¿Cuál es el panorama de la Coalición?, ustedes qué han avizorado para participar en unas elecciones en 2021?

Primero, la unidad debe tener por objetivo la creación de condiciones apropiadas para poder disfrutar de unas elecciones bajo estándares internacionales, con estándares democráticos. Ese es el objetivo inicial exigir, demandar, nombrar esas condiciones con el apoyo nacional y el apoyo internacional.

Y hemos definido que tenemos que trabajar primero condiciones y luego elecciones. Tenemos que lograrlo juntos, impulsar las propuestas electorales necesarias de fondo juntos y que vamos a estar unidos en ese objetivo; que si no se dan esas condiciones de unas elecciones que garanticen el voto de los ciudadanos y que los ciudadanos tengan de nuevo la facultad de elegir a sus gobernantes la Coalición Nacional no está dispuesta a participar en una nueva farsa bajo las reglas orteguistas.

  • El régimen ha ignorado todos los llamados doctor, hay acuerdos con la Alianza de marzo, incumplidos. ¿A que apuesta el régimen?

El régimen está apostando a las fuerzas de las armas, de la represión, y a que la comunidad internacional le compre cualquier tipo de elección aunque sea amañadas y fraudulentas, lo cual se equivoca porque el pueblo de Nicaragua no está dispuesto a aceptar la farsa de nuevo, va a luchar y la salida de esta crisis profunda a la que los Ortega Murillo ha llevado al país solamente puede darse con elecciones de calidad. No se va a solucionar la crisis múltiple que padecemos con cualquier elecciones al estilo de Roberto Rivas o de los herederos de Roberto Rivas.

Entonces si no se da este proceso electoral en condiciones de limpieza, de transparencia, de observación de un clima de libertad, de un clima de seguridad, o liberaciones de presos políticos aquí lo que va hacer el régimen es alargar el sufrimiento del pueblo de Nicaragua, perennizar la crisis, exacervarla y también se va a revertir contra ellos.

  • El tiempo avanza y prácticamente queda medio año. ¿A su criterio hay tiempo suficiente para hacer estas reformas profundas?

Si hay tiempo suficiente todavía (..) las propuestas ahí están. Los estudios de la OEA ahí están, las sugerencias de la Unión Europea ahí están; es muy fácil ponerse de acuerdo y aprobar unas reformas que realmente permitan que la democracia funcione en el país.

 El tiempo es suficiente de aquí a noviembre del 2020, el tiempo es suficiente para hacer estos cambios y que incluye desde luego cambios de la ley y cambios en las personas, porque tiene que nombrarse en el Consejo Supremo Electoral personas creíbles de calidad humana, calidad ética que recupere la confianza el Consejo Supremo Electoral.

  • El régimen alarga si esta situación le ha dado largas al asunto, las presiones de la comunidad internacional no les hace caso. ¿Qué avizora para los próximos meses para Nicaragua?

Yo soy optimista, el régimen no tiene otra salida, continuar en esa posición de aislamiento internacional, de ingobernabilidad interna lo único que va a profundizar es la crisis nacional y acelerar su salida con graves consecuencias para el partido Frente Sandinista que lo está apoyando hasta ahora a Daniel y a Rosario en imponerse al poder por la fuerza. Todo atraso en una salida cívica democrática a quien más daños hará, es al sandinismo.

  • Con esta situación de la pandemia ¿Esto se complica? o ¿Hay condiciones para seguir presionando para que el régimen acepte estas demandas de la oposición?

Si, desde luego, en condiciones muy difíciles no solo por la pandemia, estamos frente a dos pandemias, la represión y la del COVID-19, pero en esas condiciones la presión sigue, la unidad avanza, solo el hecho de unirse es una presión muy fuerte. La comunidad internacional no ha olvidado a Nicaragua, seguimos en la agenda internacional a pesar de su propios problemas con la pandemia y la presión no ha cesado y tiende a incrementarse conforme Ortega deje de pasar el tiempo e intente salidas mañosas con adefesios jurídicos como el que aprobó y fueron publicados en la Gaceta por parte del Consejo Supremo Electoral, que no tienen ningún valor.

  • ¿Cree que ellos podrían insistir en sacar nuevas resoluciones similares a las que sacó el Consejo Supremo Electoral para seguir dándole largas a la situación política del país?

No le dan largas, no le dan largas, más bien se ahondan en su propia tumba, si no es con una reforma profunda integral de la ley electoral y la restitución de los derechos y garantías el clima de libertad, el clima de seguridad para los nicaragüenses, no puede haber elecciones democráticas.

Ya Ortega si no acoge los llamados nacionales e internacionales, a ese paso estaría aislándose cada día más y complicándose a sí mismo la escasa gobernabilidad que le resta.  

    Leave Your Comment Here