CIDH otorga medidas de protección a favor del obispo emérito de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata

Monseñor Abelardo Mata. Fotografía: Tomada de la Diócesis de Estelí en Facebook.

El obispo emérito de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, fue una de las once personas que junto a sus núcleos familiares la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) les otorgó medidas cautelares, tras considerar que se encuentran en situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Nicaragua.

En el caso de monseñor Mata, la CIDH establece que de acuerdo a la solicitud recibida, el religioso es víctima de hostigamientos y amenazas dado su posición en la Iglesia Católica y en razón a declaraciones suyas manifestándose en contra del gobierno.

Entre los hechos más recientes en contra del obispo emérito que refiere la CIDH está que fue mencionado por un propagandista del régimen como uno de los objetivos  de la llamada “Operación Danto”, que tiene como propósito encarcelar a personas de diferentes sectores que disienten con el régimen.

“Se ha informado que personas afines del gobierno han insistido públicamente que las detenciones también podrán afectar a los obispos”, recordó la CIDH en un comunicado de prensa.

Amenazas en red

 Asimismo,  señala que en julio de 2021, desde diferentes cuentas de la red social Facebook, “se ha amenazado y generado mensajes de odio en contra de monseñor Mata Guevara, en que piden su renuncia, lo llaman de  ‘golpista’ y afirman que ‘tenes cuentas con la justicia y la militancia’. En ese sentido, se indicó que desde el 30 de julio de 2021, se ha fortalecido en Nicaragua un discurso general contra la Iglesia Católica”.  

 Entre los hechos denunciados ante la CIDH en contra del religioso destacan que el 15 de julio de 2018, después de celebrar la Eucaristía en Managua, monseñor Mata Guevara se dirigía a Tisma cuando fue detenido por agentes de la Policía Nacional y paramilitares armados.  

En esa ocasión, fue agredido verbalmente y amenazado de muerte al igual que el conductor y las dos mujeres que lo acompañaban, incluida  una niña. Y atacado con tubos, machetes y piedras el vehículo en el que se movilizaban. Y aunque buscaron refugio en una vivienda en las proximidades, los agresores los alcanzaron, rodearon la casa y siguieron con las amenazas de muerte. Logró salir del sitio cuando los obispos de la Conferencia Episcopal hicieron gestiones para que le fuese garantizada su vida.

Monseñor Mata Guevara ha realizado reiteradas declaraciones y denuncias públicas en contra del gobierno actual en Nicaragua y alertando sobre la persecución a la Iglesia católica.

En un comunicado de prensa la CIDH explica que valoró las condiciones en las que se encuentran las personas beneficiarias que son identificadas o percibidas como oposición política, debido a la actuación crítica que tendrían frente a las acciones impulsadas por el actual gobierno.

Por ello, la CIDH solicitó al Estado de Nicaragua adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal de las personas beneficiarias, concierte las medidas a adoptarse con las personas beneficiarias y sus representantes; e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a las mismas.  

    Leave Your Comment Here