Casi mil nicaragüenses aún esperan en Panamá el retorno a su patria

Pese a que el régimen acordó ante las autoridades migratorias de Panamá que permitiría el ingreso a Nicaragua de nacionales en grupos de cien personas cada ocho horas, solo ha ingresado un grupo de 89 nacionales de las 1,180 personas que fueron trasladadas de la terminal de Albrook, en ciudad Panamá a un albergue en Chiriquí. Por tanto estiman que el régimen ha incumplido.

El asesor legal de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, que recibió a los primeros 89 nicaragüenses que llegaron la tarde del sábado a Nicaragua por las fronteras de Peñas Blancas, dijo que tienen información que en un albergue en Chiriquí hay unas 800 personas y están hacinadas, durmiendo en colchonetas en el piso.

Los nicaragüenses le explicaron a Cuevas, que al llegar a Nicaragua no hubo ninguna medida sanitaria por parte de las autoridades, pero sí manifestaron que funcionarios de Migración pusieron varias sillas como vallas para que los nicaragüenses no se acercaran mucho mientras los entrevistaban, según explicaron, esto los hizo sentir que los consideraban como contagiados.

La CPDH recibió a los 89 nicaragüenses en las fronteras de Peñas Blancas. Fotografía: Cortesía CPDH.

La Constitución establece que los nicaragüenses deben tener la protección del Estado aún en el extranjero a través de los consulados, lo que en este caso no ha ocurrido. Esto indica que el régimen más bien dificultó el ingreso a su territorio.

La CPDH gestionó ante un donante para pagarle el pasaje a cuarenta nicas por las condiciones en que retornaban.

Cuevas recordó que hay otra cantidad no especificada de nacionales que permanecen en Guatemala e igual desean regresar al país.

    Leave Your Comment Here