Bosco Matamoros: Daniel Ortega necesita la existencia de un partido como CxL

La Alianza Cívica y CxL, anunciaron el 13 de enero una alianza electoral. Fotografía: Manuel Esquivel.

El analista político, Bosco Matamoros, consideró poco viable que el régimen busque maniobrar desde la Asamblea Nacional con el informe sobre las quiebras, liquidaciones bancarias y emisión de Certificados Negociables de Inversión (CENIS), ocurrido entre 2000 y 2001, como una forma de frenar a Ciudadanos por la Libertad (CxL), en su alianza electoral con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

En los últimos días se ha empezado a señalar la existencia de un informe sobre los CENIS que podría ser discutido durante la presente legislatura en el Parlamento, tomando en cuenta que las raíces políticas de CxL están en el Movimiento Vamos con Eduardo (MVE), fundado en 2005 y creado para respaldar a Eduardo Montealegre Rivas, en sus aspiraciones presidenciales previo a los comicios de 2006.

El régimen responsabiliza a Eduardo Montealegre por haber renegociado la deuda interna generada por los CENIS.

“No miro la rentabilidad de una maniobra de esa naturaleza”, expresó Matamoros, quien también funge como asesor de CxL, durante una entrevista con 100 % Noticias, tras señalar que probablemente el mayor perdedor sería Daniel Ortega más de lo que podría alcanzar a CxL,  “como cuando desautorizó al PLI (Partido Liberal Independiente)”, aunque aclaró el contexto es diferente.

Al tiempo, Matamoros reaccionó con una pregunta: “¿Quién competiría con Daniel Ortega, Arnoldo Alemán, Canales, Byron Jerez, del APRE, Alfredo César, del Partido Conservador? Daniel Ortega necesita la existencia de un partido como CxL. El único partido en este momento que le puede caracterizar esas elecciones como competitivas de acuerdo a los estándares internacionales”.

Y según Matamoros, es necesario lograr la unidad de la oposición en Nicaragua, bajo el alero de CxL, pero “la estructura que formemos debe alcanzar el 50 % más uno, para está seguro que se va  a triunfar”.

Para esto indicó,  es necesario tomar en cuenta que partidos existentes como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Partido Renovación Democrática (PRD), “son un enigma”, los que consideró “pueden jugar un papel constructivo o convertirse en un riesgo para ese proceso electoral”.

 Matamoros explicó, que debe tomarse en cuenta que el Frente Sandinista cuenta con un 20 % a 25 % de intención de votos, debe estimarse  un 5 % votación nula, que le beneficiaría al oficialismo que tendría un 30 %, y de ir por su cuenta el PLC representaría otro 5 % , sumaría a su favor el 35 %, igual con los otros pequeños  partidos que dividirían el voto y pueden llevar al 40 %, 42 % de votación.

Por lo que el criterio de Mataros, es de que la estructura que forme esa coalición opositora “debe capturar entre el 70 % y 80 % de ese 70 % del electorado que está indeciso”. Y alcanzar ese 50 % más uno, de lo contrario  “estamos en un territorio movedizo”.

El analista reconoció que esto es difícil porque no hay condiciones mínimas en el país, aunque estimó también que “Daniel Ortega de hoy, no es Daniel Ortega de 1990”, que estimó actualmente tiene una serie de factores que puede ser que esté analizando.

Matamoros señaló como condiciones mínimas para acudir a un proceso electoral, que haya un padrón electoral auditado, para lo cual dijo, todavía hay tiempo, pues requiere de tres a cinco meses, que el régimen acepte un conteo de votos a pie de urnas y la transmisión de los resultados de las actas en tiempo real, así como la garantía de observadores nacionales e internacionales, no acompañantes.

    Leave Your Comment Here