Atentado “una herida al corazón del pueblo católico”, dice monseñor Báez

Una bomba fue lanzada este viernes en el interior de la Catedral de Managua, cuyo mayor impacto fue en la capilla de la Sangre de Cristo, donde permanece la consagrada imagen de la Sangre de Cristo, venerada por los nicaragüenses.

“Lo ocurrido ha sido una herida dolorosa al corazón del pueblo católico nicaragüense”, escribió en facebook, el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez quien anunció que se comunicó con el cardenal Leopoldo Brenes quien constatará los daños sufridos por la imagen de la Sangre de Cristo, con más de 300 años de haber llegado a Nicaragua.

“Llamé también a las religiosas y sacerdotes de la Catedral de Managua. Hemos llorado juntos a causa del incendio que ha ocurrido en la capilla de la venerada imagen de la Sangre de Cristo. Mi cercanía y mi oración con el pueblo de Nicaragua en este doloroso momento”, dijo Báez.

La Arquidiócesis de Managua informó que a eso de las 11:00 a.m, un hombre no identificado que ingresó a la catedral de Managua arrojó una bomba que causó un incendio en el interior, donde permanece la consagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo y expuesto el Santísimo en su sagrario.

“Un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable por lo que debemos permanecer en constante oración para derrotar las fuerzas malignas”, dice la comunicación de la oficina de prensa de la Arquidiócesis quien anuncia que posteriormente darán a conocer un comunicado una vez realicen las evaluaciones de los daños.

El atentado se suma a otros hechos de profanación y sacrilegio denunciados en la última semana por la Arquidiócesis de Managua.

Todo fue consumido por las llamas la cúpula, los ángeles, las flores, el mismo sagrario que es de hierro, sufrió daños y la imagen cuya cruz es de madera tallada ha permanecido en pie, narró desde un facebook lives el vicario de Catedral de Managua, Said Ruiz, quien junto a otros sacerdotes, religiosas y fieles elevaron oraciones al Señor tras el atentado.

El interior de la capilla de la Sangre de Cristo en Catedral de Managua tomó fuego tras el estallido de una bomba.

El padre Ruiz destacó como la imagen del “crucificado por nosotros” quedó en pie y pidió seguir orando por todos los que persiguen a la iglesia para que el Señor los alcance con su misericordia y fortalezca nuestra fe.

Odio visceral contra la fe

“Es un odio visceral hacia la fe”, dijo a 100 % Noticias evidentemente consternado el padre Leonel Alfaro, quien fue vicario de la Catedral de Managua.

San Juan Pablo Segundo oró ante la consagrada imagen de la Sangre de Cristo.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez,  en su calidad como creyente católica y defensora de derechos humanos, expresó su indignación y aseguró que se trata de un atentado contra el derecho a la libertad de culto.

Además con ese atentado hubo exposición de personas al peligro dijo Núñez quien recordó que recientemente también una persona lanzó una camioneta contra los portones de la Catedral.

“Cómo es posible que esa imagen que tiene mucho simbolismo, la imagen de la Sangre de Cristo”, expresó Núñez, tras referir “para mi es un atentado contra el símbolo más fuerte que tiene la Catedral de Managua y que tiene la Iglesia Católica”.

Núñez sostuvo que es necesario “defender nuestro derecho a la libertad de culto” y no descartó que el atentado haya sido por la posición que ha mantenido la iglesia en los últimos años. Y consideró que esto es porque ellos saben lo que representa la iglesia católica para los nicaragüenses.

El director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, desde las redes sociales demandó “los ataques a los templos deben parar”. Y recordó que la imagen de la Sangre de Cristo, que fue quemada a causa del atentado “es una de las imágenes más veneradas del pueblo nicaragüense”.

Chamorro expresó su respaldo a la Arquidiócesis de Managua y a la Conferencia Episcopal.

El Bloque Democrático también condenó lo que denominan “atentados y ataques terroristas” perpetrados en contra de templos católicos de diversas partes del país y en particular el de este viernes en la Catedral de Managua.

“Nos solidarizamos con la feligresía y autoridades de la Iglesia Católica y llamamos al pueblo a condenar estos actos satánicos y terroristas en contra de la iglesia”, indica una comunicación del Bloque Democrático.

Informe anual sobre libertad religiosa

En su informe 2019 sobre libertad religiosa internacional capítulo Nicaragua, la Oficina de Libertad Religiosa Internacional del Gobierno de Estados Unidos, destacó que la Iglesia católica fue una de las más afectadas por las represalias del régimen

El informe hace particular mención de un discurso efectuado por Ortega en noviembre pasado, ante sus seguidores desde la Plaza de la Revolución, en la que afirmó que  «los sumos sacerdotes siempre están pidiendo que se crucifique a Nicaragua y con esos sumos sacerdotes están los cobardes, los traidores a su país, que se arrodillan para pedir que se crucifique a Nicaragua».

El informe recoge varios hechos ocurridos en esa materia durante 2019, en su mayoría vinculados contra la Iglesia Católica. Por ejemplo menciona, las fotografías publicadas en octubre del 2019 en las redes sociales que muestran a estudiantes universitarios golpeando piñatas que se asemejan a sacerdotes con leyendas como  «los enemigos del pueblo»

    Leave Your Comment Here