Aspirantes a la presidencia por la oposición dan primeros pasos a la unidad

Unidad Nicaragua primero, se titula el documento suscrito por cuatro aspirantes a la presidencia de la República opositores al régimen, a través del cual asumen el compromiso de unir fuerzas en caso de participar en los comicios del 7 de noviembre desde una casilla única.

Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Félix Maradiaga y Miguel Mora, fueron los cuatro aspirantes por la oposición que suscribieron el acuerdo en un evento propiciado desde el exilio por Hagamos Democracia.

Luciano García, de Hagamos Democracia explicó, que fue una iniciativa que se gestó en una actividad de los exiliados que demandaban la unidad. Y en el proyecto participaron varias organizaciones de exiliados.

“Prepararnos desde ahora para afrontar las elecciones y ganarlas que dependiendo de las condiciones imperantes en las vísperas del proceso electoral, en particular las condiciones habilitantes y las reformas electorales necesarias, deberemos tomar la decisión de participar o no en las elecciones previstas para el 7 de noviembre de este año”, expresa parte del acuerdo.

“Si la decisión es participar, nosotros, como aspirantes a la candidatura a la presidencia nos comprometemos a someternos a un proceso de selección que incluya escuchar la voluntad popular a través de un mecanismo fiable y que el proceso sea democrático, inclusivo, justo participativo y consensuado”, destacan los firmantes quienes acuerdan que “quienes no sean electos de dicho proceso, nos comprometemos a endosar y apoyar sin fisuras al candidato único que surja del proceso”.

Unificación por Nicaragua es lo que importa

Juan Sebastián Chamorro, manifestó que la firma de este documento es un avance dado que en Nicaragua ha imperado la cultura del dedazo, pero con la firma del mismo que prioriza el establecimiento de la democracia quedan en segundo término las ambiciones personales

“Estamos deponiendo anhelos personales (…) pero en este momento es muy importante la unificación de todas las fuerzas políticas, la casilla única y que entendamos de que los anhelos principales es servir a Nicaragua para que pueda salir adelante, para que haya una democracia plena y para siempre”, expresó Chamorro.

Juan Sebastián Chamorro. Fotografía: Cortesía.

Miguel Mora asumió el compromiso como expreso político de deponer todo tipo de interés personal “en aras de la libertad de mis hermanos secuestrados políticos” y poner a Nicaragua primero.

En nombre de todos los presos políticos, Mora llamó a la Coalición Nacional a que depongan todo interés, personal, partidario y sectorial, poniendo a Nicaragua primero “soportemos todo lo que tengamos que soportar para que garanticemos la unidad”.

A los de Alianza Ciudadana les pidió: “Olvidémonos de diferencias ideológicas”. Y les recordó que “no hay excusas para no poner a Nicaragua primero”.

Miguel Mora. Fotografía: Cortesía.

Medardo Mairena por su parte destacó, que “este es el momento de la unidad que nos permita lograr la transición democrática”, tras asegurar que quisieran hacer más por alcanzar la libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados.

El dirigente campesino insistió en la unificación como ha sido el llamado de los nicaragüenses en el exilio, que permita obtener “una oposición robusta que garantice la transición democrática para que esta pesadilla debe terminarse”.

Medardo Mairena. Fotografía: Cortesía.

Félix Maradiaga, en tanto dijo, que esperan que otros aspirantes se sumen a la firma del mismo. Manifestó que es una responsabilidad ética y moral atender la demanda de unidad de la ciudadanía.

“No unirnos sería un acto de traición a los asesinados, desempleados, a los exiliados, a los hermanos y hermanas presos políticos en las mazmorras del régimen”, sostuvo Maradiaga.

Félix Maradiaga. Fotografía: Cortesía.

“Son demasiadas cosas que seguimos callando en nombre de la unidad”

El documento fue firmado un día después de un escrito publicado por la expresa política Amaya Coppens, quien desde Facebook realiza fuertes cuestionamientos a los que califica como “los ungidos” a quienes les recuerda que “antes que sus campañas personales está la vida, la libertad y la justicia”.

Y un día después de que el texto ha sido ampliamente comentado y que muchos han referido que la expresa política tiene la estatura moral para hacerlo,  Coppens escribió nuevamente para explicar los motivos del mismo.

“Escribí para por fin desahogarme y decir lo que pienso y lo que siento, porque son demasiadas cosas que seguimos callando a nombre de la unidad. Ya esperaba los ataques, y la verdad es que no estoy aquí buscando popularidad, jamás lo hice. No quiero que me comparen con ningún candidato, porque no soy una”, escribe Coppens desde facebook.

Expresa política Amaya Coppens. Footgrafía: Manuel Esquivel Archivo.

“Y recordarles también y recordarnos , que siguen siendo humanos, que tienen errores y que tenemos el derecho a decírselos, sobre todo si se están proponiendo a la presidencia.

En el momento en que no podamos criticarles, estaremos repitiendo nuevamente una historia de caudillos, solo cambiaríamos al o la intocable que estará arriba. Acérquense al pueblo e intenten demostrar un poco más de empatía y menos hambre de poder, las cifras no son sólo cifras, son personas”, explicó Coppens desde el mismo sitio.

El texto completo escrito por Amaya Coppens

Era mucho más fácil decidirse a dejar tu vida de lado cuando pensábamos estar en el mismo bote, sin embargo, nunca lo estuvimos. Tuvimos reuniones con ustedes, los ungidos, los que tenían una voz, los que se suponía harían eco de las nuestras.

Confiamos en ustedes, les respaldamos, desde las calles pensábamos que hacíamos nuestra parte , y ustedes la suya. Dormimos en la calle, comimos en la calle, hicimos huecos en las calles con nuestras propias manos, corrimos por nuestras vidas , perdimos a hermanos y hermanas.

Supe que no estábamos en el mismo barco cuando en medio de nuestras lágrimas, al ver que nos iban cazando poco a poco, les pedimos un paro, les pedimos reaccionaran, y nos contestaron “no tenemos tiempo para esto”, tan insensible, tan seco y corto, así zanjaron el tema.

Y nos siguieron cazando, correr no nos sirvió, y nos siguen cazando, y la reacción ha sido la misma; la falta de reacción ha sido la misma. Fuimos efectos colaterales, fichas de cambio, nombres en sus pancartas publicitarias.

Para mientras, seguimos poniendo el pecho, sacrificándonos porque en Nicaragua se engrandece al mártir, para que nadie piense en quejarse, tomen sus flores, tomen sus mensajes de repudio, pero libertad, pero justicia, no. No, mientras no convenga, a menos que seas de los “importantes”. Vamos a hablar de vos , pero con vos, mejor no, incomodas, haces bulla, cuestionas, lo que haces es división.

Ya pasaron casi 3 años, ya pasaron más de 800 presos, más de 500 muertos , más de 100 mil exiliados, y no hay reacción. Para mientras, seguimos con pesadillas, con nuestras cicatrices y nuestras vidas desmoronadas, mientras Cristiana se queja del “barullo” que no la dejaba tomarse su cafecito tranquila, porque a pesar de sus largas piernas aristocráticas , no logra tocar la tierra, y un grupo de machos conservadores se reúne a comparar sus diplomas.

Algún día en Nicaragua podremos decidir realmente, y no acomodarnos por lo menos peor. Algún día podremos vivir en un país libre, pero para mientras no olvidamos, ni callamos, porque el precio que pagamos por nuestras voces ha sido inmenso, porque hay quienes ya no pueden hablar. Nunca más aceptar sin cuestionar, sin exigir respuestas.

En lugar de pedir debates con la dictadura, que sabemos que no se van a dar, en lugar de publicitarse, exijan libertad. Si sus prioridades no coinciden con las nuestras, se las recordamos: antes que sus campañas personales está la vida, la libertad y la justicia.

¡Libertad para las Presas y Presos Políticos!

¡Justicia para las y los asesinados!

    Leave Your Comment Here