Ahora Portada

Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia queda sin coordinador

Cuatro miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, entre ellos su coordinador general,doctor Carlos Tünnermann anunciaron este sábado su retiro de esa organización ante la falta de respuesta adoptada por el pleno de la misma sobre los motivos de su salida de la Coalición Nacional.

Junto al doctor Tünnermann se retiraron de la Alianza Cívica,  Azahalia Solís, el padre José Alberto Ideáquez y Juan Carlos Gutiérrez, quienes anuncian en una carta fechada este 31 de octubre “deseamos comunicarles que hemos tomado la decisión de retirarnos de la Alianza Cívica”.

Al tiempo que recuerdan que el discurso que han mantenido en espacios públicos la salida a la crisis enfrentada en el país “tenía que resolverse a través de un diálogo, a través de mecanismos jurídicos y legales que permitieran al país evitar un nuevo conflicto con más derramamiento de sangre y vivir por fin en democracia”.

Igualmente le recuerdan a la Alianza los motivos del surgimiento como Alianza Cívica que fue de justicia para las víctimas y lograr un cambio democráticos para Nicaragua.

“Concluimos que nuestra legitimidad estaba en exigir justicia, acabar con la impunidad y preparar las condiciones para lograr la democracia y el respeto a los derechos fundamentales de toda la ciudadanía”.

“En virtud de la propuesta de cambio de estrategia de la Alianza Cívica con relación a la Coalición Nacional y nuestra valoración sobre los riesgos de tal decisión, el 24 de octubre del presente año enviamos al pleno una carta titulada Diálogo y unidad de voluntades por Nicaragua, en la que alertábamos sobre los riesgos de generar desesperanza, y el error de no prestar atención a los dolores de la población. En ella advertíamos sobre el vacío de liderazgo que provocaríamos en la perspectiva internacional”, expresa parte de la carta suscrita por Tünnermann, Solís, Ideáquez y Gutiérrez.

Azahalea Solís. fotografía: Archivo.

Movimiento táctico sin estrategia

Los firmantes indican, que en ese escrito del 24 de octubre  “mostramos nuestras consideraciones sobre el riesgo de realizar un movimiento táctico sin estrategia. Hicimos un llamado sobre una separación con heridas abiertas”. Al tiempo que exhortan a esa organización “asumir nuestra responsabilidad ante Nicaragua, recordando  el llamado y compromiso que asumimos en 2018”.

Esa carta, dicen, no solo no tuvo la atención del pleno, sino más bien  dos días después deciden  la salida de la Coalición Nacional y tampoco les respondieron una nueva carta remitida el 29 de octubre, cuyas preguntas están en el aire.

“¿Cómo se va a trabajar en un proceso de unidad amplio? ¿Cuál es la estrategia, el plan, qué pasos se han dado al respecto?. ¿Con qué organización se va a gestionar la nueva Alianza? ¿Cómo se va a recomponer la relación con Unidad Nacional?

“Todas estas preguntas también están siendo planteadas por la ciudadanía y esperamos que estas respuestas puedan ser ofrecidas a la población, a quienes nos debemos”, refiere la carta de los cuatro integrantes que anuncian su retiro de la Alianza Cívica.
Los cuatro ofrecen continuar en la lucha “por la libertad de los presos políticos, por el cumplimiento de los acuerdos de marzo de 2019, por los ideales de recuperación de la libertad, de los derechos humanos, de la institucionalidad democrática, de la recuperación y ejercicio de la justicia en el país y porque la ciudadanía de Nicaragua logre recuperar la democracia a través de reformas electorales para la realización de elecciones libres, justas y transparentes”.

En un comunicado de tres párrafos la Alianza Cívica confirma que recibió la carta de los cuatro, la que califica de «dolorosa», pero que respeta su voluntad, y agradece sus aportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X