Abusos sexuales, golpizas y humillaciones contra presas políticas


Al menos tres manifestantes en estado de embarazo, detenidas de forma arbitraria por la Policía Orteguista (PO), fueron forzadas a abortar a causa de los golpes propinados por los policías.

Esto fue denunciado por Madelaine Caracas, quien por la Iniciativa de Defensoras de Nicaragua participó en evento paralelo a la sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra, donde dijo, las mujeres son sometidas a vejámenes y humillaciones.

De acuerdo a los registros de la Iniciativa 14 defensoras “dieron consentimiento de de reportar la violencia sexual” de la que fueron víctimas mientras estuvieron detenidas arbitrariamente, expresó Caracas.

Centenares sin denunciar

Y “hay cientos de casos” de mujeres que han sido sometidas a abuso sexual mientras estuvieron detenidas que no lo denunciaron y por temor prefirieron abandonar el país, como el caso de una joven de 18 años que fue abusada por policías tras cuatro horas de detención arbitraria.

O casos de amenazas con violencia sexual por parte de grupos afines al régimen.

“Yo soy un caso de centenares de mujeres que están siendo amenazadas por los grupos progobierno con ser abusada sexualmente”, sostuvo Caracas, actualmente en el exilio.

Alrededor de 102 mujeres han sido detenidas de forma arbitraria por parte de la PO y paramilitares 70 de ellas siguen encarceladas, a cuarenta de ellas ya han sido procesadas judicialmente y cinco condenadas. En las cárceles a las presas políticas las obligan hacer sentadillas desnudas.

Destacó que ocho presas políticas se vieron obligadas a declarar una huelga de hambre desde el 27 de febrero. En Managua sus familiares anunciaron que la huelga de hambre fue interrumpida.

Crímenes sin esclarecer

En el mismo evento en Ginebra, Denis Darce, funcionario de la Comisión Permanente de Derechos Humamos (CPDH), mencionó dos casos en los que el régimen ha dado por esclarecido, pero que la familia de las víctimas alegan impunidad.

Señaló el crimen contra el periodista Ángel Gahona, cuando la familia de la víctima no acepta que los dos sentenciados sean los responsables.

O el caso de Alexander Munguía quien en un inicio fue denunciado como desaparecido, apareció muerto en el Instituto de Medicina Legal donde lo.pretendieron hacer aparecer como un accidente. Luego un forense dictaminó que fue una muerte violenta. Y al final la Fiscalía determinó que quienes le dieron muerte actuaron en legítima defensa.

Darce mencionó otros casos que ni siquiera han sido investigados por la PO y enumeró el de Richard Pavón, Manasé Martínez, Jimmy Parajón, Kevin Dávila, José Leonel Berríos, Tony Merlo, Junior Gaitán, el niño de 14 años, que rogó a una policía en Masaya que no lo matara entre otros.

Darce cuestionó que fotografías en marchas o en reuniones sean las pruebas presentadas en los procesos judiciales contra presos políticos.
O que los testigos llegan a testificar leyendo sus afirmaciones en filminas.


    Leave Your Comment Here