Ahora Portada

Reconstruirán capilla de la Sangre de Cristo destruida en atentado

El Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes  ha dispuesto cuentas bancarias, tanto en córdoba como en dólar, para que la feligresía pueda apoyar la reconstrucción y restauración de la capilla de la Sangre de Cristo, en la Catedral de Managua, destruida en un acto terrorista el pasado 31 de julio.

Mientras circula la petición de un grupo de artistas nacionales de diferentes disciplinas, para que el régimen a través del Instituto de Cultura cumpla con la Ley de Protección al Patrimonio Cultural de la Nación “de salvaguardar todos los bienes que sean parte del inventario del patrimonio histórico, cultural de la nación”.

En una nota publicada por la Arquidiócesis de Managua a través de sus redes sociales destaca, que el cardenal Brenes «luego de haber consultado a sus vicarios pone a disposición de todos los fieles las cuentas bancarias, en donde podrán apoyar a la reconstrucción y restauración de la Capilla de la Sangre de Cristo en nuestra Catedral de Managua”.

Sin embargo, a través de la misma no especifica si la imagen de la Sangre de Cristo podrá ser restaurada.

De esta manera, Brenes pone a su disposición las cuentas Capilla Sangre de Cristo en Banco La Fise: en córdobas #100600991 y en dólares #101600139. O en  Banpro: a nombre de Leopoldo José Brenes Solórzano/Sangre de Cristo en córdobas #10010400012071 y en dólares #10010410008466

A su vez, explica la nota que quienes deseen hacer su aporte de manera personal pueden llevarlo a Catedral de Managua y entregarlo únicamente a los sacerdotes Luis Herrera, Said Ruiz y a Sor Karla Muñoz.

En tanto, a través de la plataforma change.org, los artistas nicaragüenses de diferentes gremios han hecho circular un comunicado a través del cual rechazan “el acto de terrorismo” sufrido el pasado 31 de julio  en la Catedral de Managua, pues “es un acto no solo contra la propiedad de la iglesia, sino que es un atentado contra el patrimonio histórico y el arte sacro de nuestro país”.

Y exigen, que el régimen “responda con seriedad a la demanda de realizar una investigación de carácter profesional y que se cumpla lo estipulado en nuestra legislación vigente imponiendo la condena que corresponda a quienes ocasionen daños en bienes culturales e históricos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X