Pueblo no desiste de marchar

En vísperas de la marcha convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco Managua se encuentra asediada por la Policía Orteguista – Fotografía: Antonio Ramírez

La Unidad Nacional Azul y Blanco, le dirigió comunicación a la Alianza Civica en negociación con el régimen, así como al Nuncio Waldemar Satanilaw Sommertag y al enviado especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, en la que demandan exijan al régimen el respeto al derecho de libre movilización.

La Unidad Nacional expone en las cartas que la Policía del régimen ha prohibido la marcha civica y pacifica convocada para este sábado para las 2:00 p.m.

No obstante, advierten “pese a las amenazas vertidas en esa nota de prensa de la Policía, el pueblo de Nicaragua no está dispuesto a renunciar a un derecho tan básico como éste”.

Por tanto, solicitan a las partes, que intervenga en atención al rol que desempeñan en la negociación, para encontrar una solución a la
grave crisis política del país, para que el régimen respete
los derechos constitucionales, en este caso el de movilización.

“También llamamos su atención a que el respeto al derecho que ejerceremos este sábado, será un indicativo importante para los nicaragüenses y la comunidad internacional sobre la voluntad política de Ortega con el diálogo en marcha, y debería de ser un criterio determinante para la continuidad de este diálogo”, expresa la Unidad Nacional.

Es de destacar que desde tempranas horas de este viernes la Policía Orteguista aumentó su presencia en los peincipales puntos de la capital.

    Leave Your Comment Here