Primero de Mayo, día para demandar justicia para clase trabajadora de Nicaragua, asegura Articulación de Movimientos Sociales

En Nicaragua el Día Internacional de los Trabajadores, este Primero de Mayo, debe ser un día para “demandar justicia para los trabajadoras y trabajadores asesinados, encarcelados y exiliados durante la rebelión de abril”, asegura la Articulación de Movimientos Sociales (AMS), quien recordó que en el contexto actual el sindicalismo libre no existe en el país, pues todas las expresiones de organización sindical y lucha independiente han sido reprimidas por el régimen desde hace más de diez años.

La AMS considera, que a su vez este día debería servir  “para exigir la organización de obreras, obreros y el campesinado, la libertad de movilización, la libertad para ejercer su derecho a la protesta y a organizarse en sindicatos independientes que luchen por sus derechos”.

Y recordó, que en Nicaragua el régimen no ha permitido que la clase trabajadora pueda manifestarse, mientras persisten y se acrecientan las desigualdades de género que afectan las condiciones laborales, de vida y de salud de los trabajadores en las empresas de Zona Franca, las trabajadoras del hogar, las maestras, trabajadores de la salud y de quienes trabajan como vendedoras ambulantes para procurar el sustento en sus hogares.

Destaca además, que este Primero de Mayo resalta la falta de condiciones en que laboran los trabajadores del campo, ante la total indiferencia del régimen “que privilegia a los capitalistas” mientras “difunde un discurso mentiroso de igualdad y amor”.

La AMS recuerda que en contubernio con los empresarios, el régimen mantiene el salario mínimo más bajo de Centroamérica “con esquemas de tercerización, permitidos por el Ministerio del Trabajo por un período de tres meses”, lo cual no le permite a los trabajadores acceso al seguro social. Además, prevalece el trabajo informal que obliga a estos adquirir un seguro facultativo que no cubre las necesidades de salud y lleva a miles a tener una vejez con bajas pensiones.

Según la AMS  “solamente la dignidad de un pueblo con trabajo y una economía basada en la justicia social y la equidad sustenta cualquier proceso que quiera transformar profundamente a Nicaragua”

En vísperas a este Primero de Mayo, Daniel Ortega mantuvo su discurso de generalizar el tema de los trabajadores a nivel global como consecuencia de la pandemia de COVID-19 que afecta la economía mundial. Y en cambio se limitó a enviar felicitaciones a la clase trabajadora nicaragüense del campo y la ciudad porque, dijo, no han dejado de trabajar aún y con la pandemia.

¡Y cómo están sufriendo los trabajadores en el mundo! ¿Por qué? Porque el desempleo, el desempleo ha alcanzado cifras, quedan desconocidas, por la cantidad de empresas que han cerrado, por las medidas restrictivas que se han tomado; entonces, esto nos ha afectado la economía mundial”, alegó Ortega.

    Leave Your Comment Here