Ahora Portada

OPS: Proyección en Nicaragua es de «aumento fuerte» del COVID-19

Fotografía: Manuel Esquivel

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) confirmó este martes que en Nicaragua ya hay transmisión comunitaria del COVID-19, donde las proyecciones son de “un aumento fuerte” de la pandemia.

Esto dijo, la directora de la OPS, Carissa Etienne Etienne, “independientemente  de las limitaciones que tenemos en el acceso a los datos”.

Y advirtió Etienne que la región ha pasado a ser el epicentro de la pandemia, por lo que para la mayoría de los países de la región este no es el momento de flexibilizar las restricciones, sino implementar “agresivamente” las medidas de salud comprobadas.

Por su parte, el director de Emergencia de Salud, doctor Ciro Ugarte mencionó que en el caso de Nicaragua, en anteriores oportunidades la OPS había solicitado al Ministerio de Salud (MINSA), “información detallada de todas las variables» necesarias, para hacer un análisis de la pandemia.

Hasta la semana pasada había sido insuficiente esa información. Luego con información adicional, dijo, esa organización concluyó que la transmisión en Nicaragua es comunitaria, decisión que fue comunicada el fin de semana al  punto focal del Reglamento Sanitario Internacional.

OPS aconseja a la región implementar medidas de salud comprobadas. Fotografía: Manuel Esquivel.

Informar con transparencia

El director de Emergencia de Salud de la OPS, destacó la importancia de informar con transparencia el desarrollo de la pandemia, para que la población tome las precauciones adecuadas.

Y entre las acciones necesarias a adoptar mencionó: reducir la transmisión comunitaria, proteger al personal de la salud e implementar medidas que puedan mantener los servicios esenciales a la comunidad.

Ugarte reiteró, que la OPS tiene listo expertos internacionales, no solo los que están en Nicaragua, para hacer una evaluación de los servicios de salud y de la situación epidemiológica en el país así como de todas las medidas que se deben adoptar en situación como la actual. No obstante, este ofrecimiento aún no ha sido aceptado por el régimen.

Ugarte hizo un llamado a todas las entidades públicas y privadas de Nicaragua a que sean implementadas de inmediato todas las recomendaciones proporcionadas por la OPS.

“Creemos que en estas circunstancias el análisis puede ser secundario puede tomar días, sin embargo, la protección de la vida y la salud no puede esperar”, dijo Ugarte.

Y coincide con el llamado realizado el fin de semana por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), de proteger la vida “por encima de todo”.

Según el Libro Blanco del régimen, el país ha estado bien preparado para esta lucha contra la COVID-19, pues aduce que en los últimos 13 años ha sido fortalecido el sistema de salud, al igual que  desde enero del 2020 emprendió un conjunto de acciones antes de la aparición del primer caso.

Etienne, indicó que en muchos casos en la región , los pacientes de Enfermedades No Transmisibles (ENT), han sido dejados a un lado, lo que debe ser resuelto con métodos seguros y debe ser parte de la respuesta al COVID-19, o habrá muertes paralelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X