Obispo René Sándigo ingresa a la ciudad de León escoltado por el subdirector de la Policía del régimen, Ramón Avellán


Extrañamente Sándigo dijo a los periodistas que quienes le acompañaban eran feligreses de la Diócesis de Chontales y Río San Juan que le despedían y los que le recibían de León y Chinandega.

Sin embargo, en su recibimiento apareció flanqueado por policías y un tercer comisionado con el grado de general Diógenes Cárdenas, que comúnmente lidera la seguridad del cardenal Leopoldo Brenes, también apareció entre los policías que resguardaban a Sándigo en su ingreso por la ciudad.

Entre los presentes aseguraron que en su mayoría quienes acudieron a recibir al nuevo obispo de la Diócesis fueron trabajadores de las instituciones públicas y jóvenes de colegios católicos, pero pocos eran feligreses.

Tanto Domínguez, jefe de la delegación de León y Avellán, como subdirector de la Policía y particularmente durante su permanencia en Masaya, durante lo más crudo de la represión en 2018 hizo alarde de su poder con las armas contra la población civil.

Al rito de toma de posesión de la Diócesis asistieron los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), entre ellos el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo emérito Bosco Vivas y el clero de ambas Diócesis.

El Nuncio pidió como deseo a la iglesia de esa Diócesis “saber construir y acercar a todos sin exclusión a esta iglesia que es de Cristo”.



    Leave Your Comment Here