Ahora Portada

Nicaragua en alerta roja por Julia

Calle del barrio Héctor Ugarte, de Juigalpa. Fotografía: Cortesía: Voces En Libertad.

Nicaragua permanece en Alerta roja a partir de este domingo , según disposición del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), tras los remanente que aún deja en el país el pase del Huracán y posterior Tormenta Tropical Julia, que se espera abandone el territorio nacional en las próximas horas.

Como consecuencia de esa disposición el Ministerio de Educación también anunció la suspensión de clases este lunes 10 de octubre, para los centros de enseñanza tanto públicos como privados.

En el comunicado firmado por Guillermo González, del SINAPRED, destaca que las precipitaciones lluviosas a causa de Julia han provocado el desborde de ríos como Artiwas, en Santo Domingo de Chontales, Wasminona Y Okonwas, en el municipio de Rosita, Malacatoya y Fonseca, en el municipio de Teustepe. Así como la crecida del Río Wawaboom en Puerto Cabezas, en el Caribe Norte, de los ríos San Juan, Santa Cruz, el Guineal y Sábalos, en el municipio El Castillo, los ríos Nestor, Fajardo y Las Palomas, en San Miguelito, y el Río Coco, en el municipio de Waspam, Caribe Norte, entre otros.

Río La Flor, en Huehuete, Carazo, también experimentó crecida este domingo.

Esta situación, asegura González, además de poner en riesgo a la población, en particular de los estudiantes, agregaría más daños de lo que produjo el impacto del huracán a la infraestructura social como viviendas, caminos y comunicaciones en el Caribe Sur, Chontales y Boaco.

El Río Mayales, en la ciudad de Juigalpa fue uno de los ríos que registró una sorpresiva crecida , a la altura del puente Panmuca.
Barrio Héctor Ugarte, Juigalpa. Fotografía; Cortesía Voces En Libertad.

En el último informe de  SINAPRED, González dijo este domingo que no existen reportes de víctimas causadas por Julia, pero más de dos mil familias, equivalentes a 13 mil personas fueron desplazados a sitios seguros en el Caribe Norte y Sur, en prevención de la llegada de Julia. De ese total unas 8,000 personas fueron trasladadas a casas de familiares o “casas solidarias”, donde enfrentaron los impactos del fenómeno.

A consecuencia de las lluvias mas de 800 casas resultaron anegadas y “una buena cantidad de casas con daños parciales especialmente sus techos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X