Monseñor Silvio Báez: “Tomar la justicia por sus propias manos, eso es aumentar la espiral de la violencia”


31 marzo, 2019

Un llamado a la población a no tomarse la justicia por sus propias manos, hizo este domingo el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, tras los incidentes derivados de la represión el sábado por la tarde en Metrocentro, cuando un fanático orteguista fue golpeado por manifestantes cuando lo desarmaron.

“Para mi ha sido muy doloroso ver correr sangre de hermanos nicaragüenses, ver de nuevo la represión, el odio y la violencia, ha sido muy doloroso y ha sido también muy indignante”, dijo Báez.

Durante su homilía en la misa dominical celebrada en la parroquia San José, de Sabana Grande, Báez refirió que “con la violencia matamos el futuro” y por lo tanto, cuando alguien toma un fusil para quitarle la vida a otro, “está arrancando un pedazo de futuro a Nicaragua”.

Y haciendo referencia al Evangelio de este domingo, sobre la parábola del Padre bueno, señaló que en Nicaragua “nuestro padre Dios está intentando hablar con los dos hermanos (…) está interesado en que juntos formemos una familia de hermanos y hermanas. Ya es hora que nos comprendamos, ya es hora que veamos más allá de los intereses personales e ideológicos y nos veamos como una gran familia”.

Al hablar sobre los hechos del sábado cuando la Policía junto a paramilitares reprimeron a manifestantes pacíficos, el religioso señaló que lo grave no es que se hayan irrespetado los acuerdos suscritos el viernes entre la Alianza Cívica y el régimen, sino que “se han irrespetado los seres humanos, se han violentado derechos fundamentales de las personas y de la sociedad”.

“Para mi, lo que sucedió ayer (sábado), es que se está obstaculizando la construcción de un futuro democrático en Nicaragua, de una nueva sociedad fundada en la justicia, de la que brota la paz. Lamentablemente hemos visto de nuevo la represión, y, algo que no se debe dar, tomar la justicia por sus propias manos; eso es aumentar la espiral de la violencia”, insistió monseñor Báez.

Insistió en la fiscalización del pueblo

El obispo auxiliar de Managua también instó nuevamente al pueblo a fiscalizar las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen, porque “no sabemos verdaderamente si los que están en el INCAE son los que están decidiendo, o hay otros poderes más grandes que están detrás de ellos y que se nos escapan a nuestra visión y comprensión”.

Y aunque repitió también que el camino es el diálogo, consideró que debe ser recorrido junto y reconociendo al otro como su prójimo “no para meter zancadillas , ni engañando con marrullas y no para decir una cosa y hacer otra”.

Recordó que no se trata de demostrar quien es el más hábil en la negociación sino hacerlo en serio “porque lo que se está jugando es el futuro de Nicaragua”.

Al ser consultado sobre la criminalización de la labor periodística, Báez lamentó que desde hace mucho tiempo en el país se han utilizado dos armas: el divisionismo y el de denigrar a las personas levantando falsos, calumnias, guerras sucias en las redes sociales pero que manifestó, debe ser superado, no enfrentándolo de la misma manera y si se tiene que sufrir “sufrámosla, no la reproduzcamos”.

“El mensaje de hoy: soñemos con una Nicaragua donde el ser distinto no sea un delito, sino una oportunidad para construir una sociedad mejor (…) soñemos en una Nicaragua fundada en una auténtica democracia, en una justicia social que lleve a la paz en donde disentir del poder no sea un delito y encima de todo se respete la dignidad y el derecho de la persona humana ”, aconsejó el religioso.


Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related