Monseñor Carlos Avilés: Participar en elecciones de noviembre ¿Será avalar otro fraude?

Los templos católicos han sido asediados. Fotografía: Archivo cortesía

El vicario general de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Carlos Avilés, exteriorizó este jueves una serie de dudas que generan las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua, donde no permiten a la población manifestarse.

“En este año surgen muchas dudas en primer lugar ¿Hay condiciones electorales? será posible ir a elección si no te dejan manifestarte, están coartados los derechos de los medios de comunicación, no te dejan reunirte, no te dejan organizarte, no te dejan marchar en las calles”, refirió el religioso.

Durante un conversatorio sobre el papel de los actores religiosos en las próximas elecciones de Nicaragua organizado por Outreach Aid to the Americas, Avilés señaló: La pregunta también que nos hacemos, participar en una contienda política de este tipo, será avalar otro fraude? ¿O será el único camino?”.

“Estamos claros que el único camino pacífico y democrático son las elecciones. Pero ir a esas elecciones con los ojos cerrados, sin ninguna condición, son cuestiones que nosotros nos planteamos  y en ese sentido invitamos a discernir a las personas”, dijo el también presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua.

Aclaró que como iglesia católica como institución no invita a su feligresía ni optan por ninguna alternativa política particular, pero si exhortan a los laicos “a participar en todo proceso social que conlleve sobre todo el bien común”. También dijo, la iglesia le hace ver a sus fieles que deben participar a conciencia en una votación, de que el voto es secreto y que nadie puede manipular su voto.

“Queremos enseñarle a la gente a distinguir entre participación en el sentido amplio y participación en partidos políticos concretos, la iglesia participa en política en el sentido amplio por el bien común”, dijo Avilés tras señalar que son los laicos quienes pueden participar en determinado partido, grupos políticos organizaciones políticas que  consideren van a dar una solución al bien común.

El religioso manifestó que en los últimos dos años en el país se ha radicalizado la persecución “y la iglesia católica no es la excepción”. Manifestó que  igual que a otras organizaciones las de la iglesia católica como Cáritas también han enfrentado problemas pues no les dejan introducir productos a través de las aduanas, por tanto “no las dejan funcionar”.

El religioso manifestó que en los últimos dos años en el país se ha radicalizado la persecución “y la iglesia católica no es la excepción”. Manifestó que  igual que a otras organizaciones las de la iglesia católica como Cáritas también han enfrentado problemas pues no les dejan introducir productos a través de las aduanas, por tanto “no las dejan funcionar”.

En julio de 2020 la capilla de la Sangre de Cristo en catedral de Managua sufrió atentado.

El sacerdote refirió que antes del 2018, la iglesia católica había señalado una serie de hechos que ocurrían en el país y que fue plasmado por los obispos en la Carta del 21 de mayo 2014, “una carta muy linda, propositiva, en los términos mejores posibles podríamos decir con un  nacionalismo y amor a la patria, le llamaron los obispos Hacia nuevos horizontes para una Nicaragua mejor”.

Institucionalidad destruida

Y es que Avilés remarca que “hasta 2018 solo se benefició lo que se conoce como empresa privada y el gobierno,  no es cierto que el país estuviera en bonanza y que hasta 2018 empezó a decaer ya el país venía en una debacle”, desde hace varios años, debido a la corrupción y falta de institucionalidad en el gobierno, pues ninguna institución funciona  más que lo que dirige el presidente y vicepresidenta destruyendo la institucionalidad en nuestra Patria”.

“Desde 2018 la iglesia ha continuado acompañando al pueblo en su historia y las mismas denuncias”, manifestó el religioso que recordó que durante el estallido social debieron abrir los templos para curar a los heridos y acoger a los perseguidos.

Avilés, quien durante el Diálogo Nacional  fue asesor de los obispos y coordinó la Comisión de verificación y seguimiento, señaló:  “Debemos tener claro que el gobierno no quiso cumplir ninguno de los acuerdos y solo utilizó este diálogo para ganar tiempo, fortalecerse frente a las protestas populares, hasta llegar a hacer la operación limpieza donde murió gran cantidad de gente”.

    Leave Your Comment Here