Granada celebra 300 años del hallazgo de la imagen de la Concepción de María

De acuerdo a la tradición la imagen de la Inmaculada Concepción de María apareció en las aguas del Gran Lago. Fotografía: Voces En Libertad.

La Diócesis de Granada celebra este año los  300 años del hallazgo de la imagen de la Concepción  de María  o “Conchita”  como la conocen de manera popular los  fieles católicos de la Gran Sultana.  De acuerdo a la tradición oral  recopilada por historiadores, la imagen apareció en 1721  en las aguas del Gran Lago de Nicaragua flotando en una caja de madera, que fue vista por mujeres cuando lavaban al final de la costa de la calle La Calzada. 

“Esas mujeres quisieron tomar la caja de madera, pero al acercarse vieron que  se  alejaba, en ese momento se  asustaron y  decidieron avisar a  los frailes Franciscanos del hallazgo, quienes al llegar al lugar abrieron el cofre  y se encontraron con la imagen preciosa de la Concepción de María que se mantiene hasta hoy  en el altar mayor de la  Catedral», relata el arquitecto e historiador granadino, Fernando López Gutiérrez. 

Para conmemorar estos 300 años la iglesia se preparó con dos años de anticipación. En el 2019 se realizó una visita con la réplica de la imagen a las diferentes parroquias de la Diócesis que también comprende los departamentos de Rivas y Boaco. Al siguiente año se programó una peregrinación de los fieles a la Catedral de Granada, la que se vio interrumpida por la pandemia del COVID-19, para evitar las aglomeraciones, detalló el padre Winder Morales, Vicario responsable de la catedral de Granada. 

Este acontecimiento religioso es una celebración especial para los granadinos, porque son 300 años de presencia de esta imagen la Concepción de María  tallada en madera  que valora de  “bellísima y antigua”, asegura el vicario.

Celebración de la purísima son únicas en la ciudad de Granada  

La celebración de la  tradicional Gritería del 7 de diciembre es muy diferente en Granada al resto del departamento del país, los católicos no acostumbran salir en grupos a  las calles en busca de altares para cantarle a la Virgen María, esperando luego «la gorra». 

La veneración a la virgen María se realiza durante los días del novenario que inician el 28 de noviembre, donde la imagen de la Concepción sale de la catedral a recorrer las 9 principales calles de la ciudad, como la Calzada, Santa Lucia, Atravesada, El Arsenal, Palmira entre otras. Aquí  las  familias católicas elaboran bellos altares que adornan con flores de pascuas, pastores y coloridas luces así como velas que simbolizan cada una de las plegarias que hacen los fieles devotos.

Mercedes Delgado lleva más de cincuenta años celebrando a la virgen  erigiendo altares en las afueras de su casa durante el día que visita la imagen la  calle del barrio Cuiscoma. Esta tradición la heredó de sus padres y espera mantenerla hasta su muerte, para luego heredar la celebración al resto de su familia que se mantuvo cantando y rezando en la víspera del 7 de diciembre. 

“Esta hermosa tradición la heredamos de nuestros abuelos y padres, pero  hoy seguimos cantando y rezando a la madre de Cristo con gran devoción  acompañado de nuestras familias y vecinos, donde luego repartimos el brindis, dando a los asistentes refresco, caña, limones dulces y cajetas¨, menciona la devota. 

En la avenida de la calle principal de Cuiscoma, se observó el fervor y la devoción mariana, donde familias enteras se reunían, para cantar y rezarle a la virgen, en los altares que elaboraron en las afueras de su casa, en un ambiente de regocijo, para luego compartir un brindis con su vecino. Muchos anhelan que la imagen vuelva a salir del templo a recorrer las calles, para seguir manteniendo esta histórica tradición. 

Imagen se mantuvo en Catedral

Por segundo año consecutivo la imagen de la Concepción quedó resguardada en la Catedral de Granada, el obispo Jorge Solórzano decidió que no saliera a recorrer las calles, para evitar la aglomeración y evitar el contagio de COVID-19.

Guadalupe Lacayo aduce que ha participado en otras ciudades en la celebración del 7 de diciembre, pero valora que en Granada se celebran con gran devoción y respeto a la Virgen, por eso las cataloga como  únicas, porque el pueblo acude a los rezos de El Rosario a la catedral y es una solemnidad, cuando la imagen recorre las 9 principales calles de la ciudad, donde el pueblo mariano se desborda a la veneración. 

Rivalidad histórica de las ciudades de León y Granada incidió en la celebración a la virgen María

El arquitecto e historiador granadino, Fernando Gutiérrez sostiene  que las rivalidades históricas  que mantuvieron  las ciudades coloniales  de León y Granada por disputa de mantener la capital del país incideron en que los granadinos realizaran una tradición  diferente para celebrar las festividades a la inmaculada Concepción de María, la que está centrada en los ocho días del novenario en cada avenida de la Ciudad Colonial. 

Otra de las particularidades de las celebraciones marianas en Granada radica en que las familias granadinas rezan el novenario en su casa con invitaciones privadas a sus vecinos y amigos. “Si no estás dentro de la lista de invitados no te puedes colar”, advierte el historiador.

“Yo me imagino que hace 300 años, cuando se empezó hacer esta celebración en Granada  se quiso hacer distinta a como se hacía en la capital que era en ese tiempo León, es así que las festividades a la Inmaculada se dan durante 9 días en la Ciudad Colonial”, rememora el historiador  Fernando López Gutiérrez.