Femicidio contra Karla Smith Alfred alarma a la población de Bilwi

Karla Smith era habitante del barrio Thelma Morales, pero su cuerpo fue encontrado en Nueva Jerusalén. Fotografía: Voces En Libertad

Una sábana cubría el cuerpo sin vida de Karla Smith Alfred, que con cuidado fue colocado por algunas personas en la patrulla policial que atendió el llamado de vecinos alarmados por el hallazgo en el  barrio Nueva Jerusalén, Bilwi, Región Autónoma Costa Caribe Norte (RACCN), de Nicaragua.

Al amanecer del domingo, el cuerpo yacía en el patio de la casa de la casa de Brendis Green Morales, quien comentó que  presentaba signos de estrangulamiento y aparentemente de abuso sexual, quien no estaba relacionada con la víctima. 

Ninguna persona aceptó haber escuchado algo. La persistente y fuerte lluvia de la noche anterior fue cómplice perfecta del asesino de Smith, de 38 años. 

“A las 7 de la mañana nos dimos cuenta cuando mi hija salió a comprar pan y miró el cuerpo, me dijo: ‘Mamá hay una persona en el patio, parece que no está respirando’. Pensé que era uno de esos borrachitos del barrio, pero cuando salimos vimos que se trataba de una mujer. Estaba desnuda y con señas de violencia en su cuello. La reportamos de inmediato a la Policía. Lo raro es que no escuchamos nada, solo los perros ladrando”, cuenta Green.

La Organización No Gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir en Nicaragua, que monitorea los casos de violencia contra la mujer, aseguró que con este caso de  hasta lo que va de noviembre 66 nicaragüenses han sido asesinadas tanto dentro del país como en el exterior.

Considerado zona roja

Para Rubén Hendy Noa, juez del barrio Nueva Jerusalén este sector se ha vuelto una zona roja. 

“Aquí hay mucha delincuencia, atrás del hospital está montoso y los chavalos fuman, se drogan, después asaltan y cometen varios delitos, por eso nosotros como autoridades comunales vamos a limpiar ese predio ya que el hospital no lo hace. Con ese hallazgo todos estamos asustados, tal vez mataron a la mujer en otra parte y llegaron a tirarla aquí. Dicen que su pareja le daba mala vida y por eso es sospechoso. Aquí todos vamos apoyar a la policía a esclarecer este crimen”, aseguró Hendy.

Hasta ahora solo se conoce que hay varios sospechosos del femicidio. Fotografía: Voces En Libertad.

Smith Alfred era originaria de la comunidad de Sukatpin, pero habitaba en el barrio Thelma Morales de la ciudad de Bilwi. La mujer deja 4 hijos en la orfandad. Los familiares de Karla piden justicia, mientras que las autoridades de la Policía aún continúan con las investigaciones del caso que ha conmocionado a toda la población costeña.

Según información, facilitada por personas cercanas a la familia, hay varios sospechosos en este hecho sangriento, siendo el principal de éstos la expareja de la mujer, que es un miembro del Ejército de Nicaragua y con el que supuestamente tenía una relación conflictiva. 

Una crisis mundial 

Las Naciones Unidas mantiene 16 días de activismo contra la violencia contra la mujer que concluye este 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.  

En una declaración con motivo a esta actividad la secretaria adjunta de Naciones Unidas y directora ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous, dijo: “La violencia contra las mujeres es una crisis mundial. En todos nuestros barrios hay mujeres y niñas que viven en peligro”.

Expresó la directora de ONUN Mujeres que  los conflictos, los desastres naturales relacionados con el clima, la inseguridad alimentaria y las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo, han  exacerbado la violencia contra las mujeres. Más del 70 % de las mujeres han sufrido violencia de género en algunos contextos de crisis.  

Expresó que comúnmente la  denuncia de la violencia contra las mujeres ha sido “silenciada por el estigma, la vergüenza, el miedo a los perpetradores y el miedo a un sistema de justicia que no funciona para las mujeres”.

A esto sumó que la pandemia de COVID-19, “con todo su aislamiento y distanciamiento, ha permitido un tipo de violencia invisible: una segunda pandemia de violencia en la sombra contra mujeres y niñas, que a menudo se encuentran encerradas con sus abusadores. En todos los rincones del mundo, las líneas de ayuda ante la violencia contra las mujeres registraron un aumento en los informes”, dijo Bahous.

    Leave Your Comment Here